• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Inditex alerta de retrasos en los envíos por la huelga del transporte

Inditex alerta de retrasos en los envíos por la huelga del transporte

Por Jaime Martinez

22 mar 2022

Empresas

Photo Credits: Inditex, instalaciones logísticas. Fotografía de archivo.

A pesar de lo comunicado por el Gobierno, desde cuyo Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana salían en el día de ayer, lunes 21 de marzo, a anunciar haber alcanzado un acuerdo con el sector del transporte para mitigar el alza del precio del combustible, siguen adelante las movilizaciones y el paro indefinido convocado por la Plataforma Nacional para la Defensa del Transporte. Una huelga cuyos efectos se están notando cada día que pasa más tanto sobre diferentes sectores de la economía como de la industria, y por extensión sobre unos bienes de consumo y de primera necesidad de los que un limitado número, como la leche, ya han comenzado a racionalizarse en las principales cadenas de supermercados, asentando las bases de un círculo pernicioso cada vez más abocado al desabastecimiento, del que no están ni mucho menos situándose al margen unos ámbito como los de la moda y el retail.

A este respecto, y al tiempo que por el momento ha quedado completamente descartada la desconvocatoria de la huelga por parte de la Plataforma convocante, la multinacional de la moda Inditex ya ha comenzado a alertar a sus clientes de posibles retrasos en los pedidos que formalicen a través de las plataformas de comercio online de sus distintas marcas comerciales. Un portafolio formado por cadenas y marcas tan conocidas como Zara, Massimo Dutti, Pull&Bear, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home o Uterqüe, desde cuyas páginas de comercio online ya se están publicando avisos sobre los posibles retrasos que podrían sufrir los envíos como consecuencia de los paros.

Photo Credits: Mensaje de advertencia de Zara a los clientes de su página online.

De este modo, “debido a la huelga de trasporte, los pedidos podrán entregarse con un ligero retraso”, advierten desde Zara o Massimo Dutti, en un mensaje de advertencia que, al menos por el momento, no han replicado desde sus principales competidoras. Con una H&M que no muestra ninguna señal sobre los posibles efectos que los paros podrían tener sobre sus servicios de entrega de mensajería, o con una Mango que en su caso sí advierte de que el plazo de entrega puede ser superior al habitual, pero “en periodo de rebajas y promociones”, bajo cuyo paraguas bien podría situarse la campaña “Mid Season Sale” en la que se encuentra inmersa en estos momentos la firma de moda española.

Mientras tanto, otras cadenas como Cortefiel, una de las principales marcas comerciales del Grupo Tendam, no hacen igualmente por el momento mención alguna o los posibles efectos del paro, al igual que desde El Corte Inglés. Compañía que sigue ofreciendo, para determinados artículos, servicios de entrega en domicilio hasta en el mismo día o en 48 horas, haciendo gala así del enorme músculo logístico con el que cuenta la cadena de grandes almacenes, en lo que la llevaba a fundar durante el pasado verano El Corte Inglés Logística Avanzada, la filial con la que está decidida a entrar a competir con operadores especializados como Amazon.

Photo Credits: Inditex, instalaciones logísticas. Fotografía de archivo.

Una huelga nacional que viene gestándose desde antes de la guerra en Ucrania

Tratando de recapitular y poner en contexto el actual momento en el que se encuentra la huelga que amenaza con provocar un serio problema de desabastecimiento, frente al que ya son multitud las compañías de todos los sectores que ya han empezado a responder parando su producción, el paro se iniciaba el pasado 14 de marzo, convocado por la Plataforma Nacional para la Defensa del Transporte, y siendo este de carácter nacional e indefinido.

Mientras que no son pocas las voces que apuntan a que el paro se debe a cuestiones derivadas de la guerra en Ucrania, desde la propia Plataforma convocante vienen explicando que el continuo incremento de los costes y de los precios han sumido al sector en una situación “catastrófica”, frente a la que demandan soluciones concretas por parte del Ejecutivo.

De este modo, y a fecha del 7 de febrero de 2022 —la guerra en Ucrania no empezó hasta el pasado 24 de febrero—, desde la propia Plataforma advertían de que “los pequeños transportistas hemos entrado en un círculo triturador que nos está abocando a la desaparición a una velocidad inesperada”. “Los precios de transporte quedan entre un 30 y un 40 por ciento por debajo de lo que necesitaríamos para llevar nuestras empresas de una manera digna”, y “las anunciadas subidas de precios de los cargadores, solo son otra provocación más y contribuye a la más agravada desesperación de los transportistas”.

Como consecuencia, y “debido a la situación ‘catastrófica’ del sector de base, los conductores siguen empeorando sus condiciones económicas y laborales, ya que de no erradicar la situación actual, están abocados a trabajar por muy poco salario y sufrir unas condiciones laborales lamentables, y con el riesgo real de ir terminando en las filas del desempleo por el cierre masivo de miles de pequeñas empresas de Transporte”. Para poder atajar esta situación, anunciaban el pasado 7 de febrero, “Plataforma mandará un escrito a los Ministerios correspondientes para trasladar la situación real y el riesgo inminente de la paralización total del sector de base en un plazo corto de tiempo si antes no se prohíbe la contratación por debajo de costes de explotación en el sector, entre otras reivindicaciones justas y necesarias para transportistas y conductores”.

Photo Credits: Plataforma Nacional para la Defensa del Transporte.

Anuncio de acuerdo por parte del Gobierno

Frente a estas demandas y a una situación que no ha hecho más que agravarse ,es cierto, tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia, no han sido pocos los sectores industriales que han demandando, tal y como hacía el Consejo Intertextil Español, que el Gobierno pusiera en marcha acciones dirigidas a reducir el coste de la energía y de la gasolina. Una posición que desde el Ejecutivo rechazaban abordar antes del Consejo de Ministros del próximo 29 de marzo, en lo que no obstante no impedía a Raquel Sánchez, ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, concretar un conjunto de medidas para mitigar el aumento del precio del combustible.

En este sentido, tras la reunión mantenida en el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana con representantes del Departamento de Mercancías del Comité Nacional de Transporte por Carretera, el Gobierno anunciaba haber alcanzado “un acuerdo con el sector del transporte”, tras prometer una bonificación en el precio que será soportada por fondos públicos y por las distribuidoras o comercializados de combustible. Una decisión que desde el Ejecutivo sitúan en línea con lo anunciado por otros países europeos, como Francia, y que supondrá en torno a 500 millones de euros de ayuda para el sector.

La huelga indefinida sigue adelante

Sin embargo, y yendo en contra del espíritu del anuncio del Gobierno, desde la Plataforma Nacional para la Defensa del Transporte han emitido un último comunicado en el que desmienten las informaciones sobre cualquier tipo de acuerdo, confirmando que el paro indefinido sigue convocado como hasta ahora.

“El Ministerio de Transportes está diciendo que han llegado a un acuerdo con los transportistas, nada más lejos que la realidad”, explican desde la Plataforma convocante de los paros. “Con Plataforma no se ha acordado absolutamente nada y los acuerdos a los que se refieren han sido tomados con el comité nacional de transporte”, que “no nos representa”. “Dichos acuerdos no dan ninguna solución aceptable para el sector de base”, subrayan.

Ante estas declaraciones por parte del Ejecutivo, “hacemos una llamada de atención a todas nuestras bases para que trasladen a nuestras gentes que no hay ningún acuerdo y que por tanto seguimos de forma indefinida con el paro hasta que llamen a Plataforma y se firmen los acuerdos que demandamos los dolientes de los problemas”.

“No dejarse confundir porque se intenta desarticular esta gran unión que hemos conseguido y que tenemos que mantener para conseguir una seguridad jurídica en cuanto a trabajar por encima de costes y no poner dinero a nuestro trabajo, entre otras demandas muy necesarias”, prosiguen los convocantes del paro. “Mucho ánimo y que no nos dobleguen ni engañen, seguiremos hasta el final y esta batalla no la podemos perder”, añaden, al tiempo que advierten de que “será responsabilidad de esta ministra que este Paro pueda convertirse en un problema muy grave socialmente, debido a su irresponsabilidad y desprecio a la clase trabajadora”. “No aceptaremos imposiciones ni engaños, por tanto sigue todo igual, y continuamos a la espera de que contacten con nosotros”.

También te puede interesar:
GOBIERNO DE ESPAÑA
huelga
INDITEX
LOGISTICA