Autónomos Vs Firmas de lujo: ¿la doble vara de medir del Gobierno?

Madrid – El ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, anunciaba el pasado lunes 23 de marzo en rueda de prensa desde el Palacio de la Moncloa que las compañías públicas Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) y Aena, responsable de la gestión de los aeropuertos españoles, suspenderán el cobro de los alquileres de los locales comerciales que gestionan durante la duración del estado de alarma. Situación excepcional que se estima que se prolongue, como mínimo, hasta el próximo 11 de abril.

La medida, bien recibida por los afectados, contrasta con las intenciones que sigue mostrando el Ejecutivo de no proceder a la suspensión del pago de la cuota de autónomos del mes de marzo. Extremo que le habían solicitado diferentes organizaciones de trabajadores autónomos como ATA. Cuyo presidente, Lorenzo Amor, había “suplicado” mediante una carta dirigida al presidente del Gobierno que suspendiera el cobro de las cuotas, atendiendo a las circunstancias de excepcionalidad y a la indefensión de este colectivo. Profesionales muchos de ellos sin liquidez y con “las cuentas a cero o en negativo y las cuentas de crédito con el disponible agotado”.

Una petición que en el día de ayer, tal y como te adelantábamos desde FashionUnited, conocíamos que habría sido desoída por los responsables políticos del país. Que frente a la suspensión del pago habrían propuesto una “devolución automática” de los importes, una vez confirmada eso sí la presentación —y suponemos que aprobación— de su solicitud de prestación extraordinaria por cese de actividad.

Exención del pago del alquiler en estaciones de tren y en aeropuertos

Atendiendo a las palabras del ministro de Transporte en dicha rueda de prensa, eran diferentes los medios que apuntaban a que sería exclusivamente Adif la que procedería a la suspensión del pago de los alquileres de los locales comerciales de las estaciones que gestiona. Aspecto que, atendiendo a la información volcada en el propio área de prensa de la Presidencia del Gobierno, replicará de igual manera Aena en todos los aeropuertos bajo su supervisión.

En concreto, entre las medidas anunciadas por el ministro que contemplará esta última Orden Ministerial, se encuentra que “el administrador de infraestructuras ferroviarias (Adif) suspenderá el cobro del alquiler durante el estado de alarma de los locales comerciales de las estaciones que gestiona, que hayan tenido que cerrar como consecuencia de esta crisis provocada por el coronavirus”. Mientras que en lo relativo a Aena, se contempla que “las actividades comerciales de los aeropuertos que no puedan estar operativas como consecuencia de estas reorganizaciones quedarán exentas del pago de las Rentas que les fueran de aplicación durante el periodo de inactividad”.

Con estas medidas se pone en cuestionamiento las reglas que está dispuesto a adoptar el Ejecutivo en materia de atención a los diferentes profesionales afectados por este brote de coronavirus. Ya que mientras de manera tajante parece decidido a no condonar el pago de cuotas a los trabajadores autónomos, o a poner en marcha iniciativas que vayan más allá de la concesión de créditos —como le han pedido desde la asociación textil Acotex o la de autónomos UPTA—, sí facilita la puesta en marcha de Expedientes de Regulación Temporales de Empleo (ERTE) o perdona el abono de los alquileres de los espacios bajo su gestión. Tiendas que en su amplísima mayoría no están ocupadas por pequeños trabajadores autónomos, sino por grandes compañías. Especialmente en los recintos aeroportuarios, donde en el caso de instalaciones como la Terminal T4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas se suceden los nombres de firmas de lujo y multinacionales como Hugo Boss, Burberry, Zara, Campo Marzio, Loewe o Longchamp.

Photo Credits: Pixabay.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO