Adidas hunde sus cuentas un 97 por ciento por el coronavirus

Madrid – La multinacional alemana especializada en moda y equipamiento deportivo Adidas, acaba de hacer públicos sus resultados financieros respecto de su primer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2020. Periodo que se ha caracterizado por el estancamiento de la mayoría de las áreas de negocio de la compañía, seguido de una caída de sus ventas de un -19,2 por ciento. Cifra que pasa desde los 5.883 millones de euros de 2019 hasta los 4,754 millones de este 2020, a causa de los problemas surgidos como consecuencia del brote de coronavirus . Pandemia que la empuja a mantener, a día de hoy, más del 70 por ciento de sus tiendas cerradas; principal motivo de haber visto reducidos sus ingresos operativos en un -97 por ciento, y los netos un -95,9 por ciento.

“Nuestros resultados de este primer trimestre reflejan los serios desafíos que el brote global de coronavirus presenta incluso para compañías saneadas”, explica Kasper Rorsted, director ejecutivo de Adidas, a través de un comunicado; quien declaraba sentirse “orgulloso de cómo nuestra familia de Adidas ha estado trabajando de manera conjunta para apoyar, tanto a nuestra compañía como a nuestras comunidades” frente a esta emergencia. En cuanto a la situación económica de la empresa, “por el momento estamos enfocándonos en gestionar los desafíos actuales y en impulsar la recuperación en China y a través de las oportunidades que se nos presentan en el canal online”. Todo ello “mientras nos preparamos para volver a una situación más normalizada en los negocios, frente a la que también somos realistas”, puesto que “más del 70 por ciento de nuestras tiendas en todo el mundo están en estos momentos cerradas”.

Bajada de ventas del -19 por ciento durante el primer trimestre

Tras la continua expansión del brote de coronavirus, Adidas se vio empujada, al igual que el resto de las compañías del sector, a cerrar la práctica totalidad de sus tiendas. Tanto las de gestión propia, como las operadas por sus socios comerciales. Una paralización económica que finalmente se veía reflejaba en esa caída de sus ventas del -19 por ciento; con las ventas de Adidas disminuyendo un -20 por ciento y las de Reebok un -12 por ciento. Una más que significativa bajada que la compañía lograba contener tímidamente a través de su canal online. Única vía comercial que se ha mantenido activa durante estas últimas semanas, y en la que la compañía ha experimentado un notable aumento del +35 por ciento.

Atendiendo a su comportamiento por regiones, desde finales de enero en China, así como a lo largo del mes de marzo en Japón y Corea del Sur, las ventas de Adidas llegaron a caer un -45 por ciento. Bajada que llegaba impulsada con la caída, en unos 800 millones de euros (-58 por ciento), de las ventas combinadas de Adidas y Reebok en la China Continental. Región junto a Corea del Sur, en la que la actividad de las tiendas comenzaba a volver a la normalidad durante el mes de marzo, al tiempo que comenzaban a cerrarse en los otros principales mercados de la multinacional deportiva.

Como consecuencia de este “parón” económico, la compañía ha visto reducidos en un 97 por ciento sus ingresos operativos; que pasan de los 631 millones de euros obtenidos en 2019, a apenas 20 millones de euros. Así como sus ingresos netos, que caen un 95,9 por ciento desde los 633 hasta los 26 millones de euros. Una brusca bajada ante la que la compañía buscaba una situación de seguridad, que encontraba en los brazos del Gobierno alemán. Principal valedor de la línea de crédito sindicado por valor de 3.000 millones de euros que la compañía signaba hace apenas unas semanas. Cifra a la que se suman los 1.975 millones en efectivo de los que la multinacional disponía a fecha del 31 de marzo de 2020; y de los que aproximadamente dos tercios son accesibles directamente por parte de la empresa.

Perspectivas de futuro: caída de ventas de hasta un -40 por ciento para el segundo trimestre

Por el momento la compañía rechaza poder ofrecer una perspectiva estimada para lo que resta de su actual ejercicio de 2020. Señalando únicamente que durante las tres primeras semanas de abril ha comenzado a recuperar ritmo de ventas en China. Manteniéndose no obstante “severamente afectada” por el cierre de su red comercial que aún prevalece en Europa, América del Norte, América Latina, distintos mercados emergentes, Rusia y grandes partes de Asia. Contando en estos momentos con cerca del 70 por ciento de toda su red de establecimientos cerrada.

Como consecuencia, la multinacional lo que sí estima que las caídas durante el segundo trimestre sean aún más pronunciadas que las registradas en este primer trimestre de 2020. Con unas cifras de ventas que se sitúen un 40 por ciento por debajo de los resultados obtenidos durante el pasado año, y un beneficio operativo que pasará a negativo.

“A pesar de la situación actual”, destaca Rorsted, “confío en las atractivas perspectivas a largo plazo que la industria contempla para Adidas”. “El interés de los consumidores sobre el bienestar va en aumento. Quieren mantenerse en forma y en buen estado de salud a través del deporte”. “Nuestro enfoque dirigido a acelerar sobre nuestros canales de retail y digital nos servirá todavía más en el futuro. Estamos bien posicionados como una empresa global con fuertes marcas”.

Photo Credits: Adidas.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO