• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Adidas arranca ejercicio por debajo de sus niveles prepandemia lastrada por China

Adidas arranca ejercicio por debajo de sus niveles prepandemia lastrada por China

Por Jaime Martinez

9 may 2022

Empresas

Photo Credits: Adidas.

La multinacional europea Adidas, compañía líder a escala global dentro del sector de la moda y los artículos deportivos, ha hecho pública una última actualización sobre sus cuentas, presentando sus resultados concernientes al primer trimestre de su nuevo ejercicio fiscal de 2022. Periodo de tres meses finalizado el pasado 31 de marzo de 2022, durante el que la compañía, a pesar de experimentar unos buenos datos de crecimiento en la mayoría de los mercados occidentales en los que opera, se vio gravemente lastrada por las restricciones impuestas en Asia, y especialmente en China, frente a los nuevos brotes por coronavirus. Medidas que la han terminado por empujar a abrir el ejercicio con una contracción de sus niveles de beneficios respecto al año anterior, y en unas cifras de facturación que se mantienen por debajo de los niveles previos a la pandemia cosechados por la multinacional de origen alemán.

Poniendo valor a esta serie de apuntes, Adidas ha cerrado este primer trimestre de su ejercicio de 2022 con unas ventas netas totales por valor de 5.302 millones de euros. Cifra que supone un aumento prácticamente plano del +0,65 por ciento frente a los 5.268 millones de euros recogidos por la multinacional durante el mismo primer trimestre de 2021; así como un aumento del +21 por ciento frente a los 4.381 millones que la compañía recogía durante el mismo periodo de 2020. Suponiendo no obstante una caída del -9,88 por ciento, frente a los resultados de 5.883 millones de euros que la compañía lograba reunir al cierre del mismo primer trimestre de 2019, el último completado antes de la irrupción de la pandemia, en un momento, no hay que olvidar, en el que Reebok todavía formaba parte del ecosistema de Adidas, compañía a la que aportó por aquel entonces unas ventas totales por valor de 420 millones de euros. Cifra que se completaba con los 5.343 millones de Adidas, en lo que como resultado vemos que deja en estos momentos a la nueva Adidas —ya sin Reebok tras su venta a ABG este pasado mes de marzo de 2022— en esos 5.302 millones de euros de facturación, un -0,77 por ciento por debajo a los generados únicamente por Adidas durante ese mismo primer trimestre de 2019 antes de la pandemia.

Como reflejo de esta renqueante evolución de sus niveles de ingresos, a lo que se suman las restricciones del mercado experimentadas en la región de Asia-Pacífico, y el aumento de los costes operativos y una inflación que se mantiene disparada, en su capítulo de beneficios Adidas ha recogido un resultado positivo de 490 millones de euros de beneficio neto. Cifra un -11,55 por ciento por debajo del beneficio neto de 554 millones obtenido por la multinacional durante el mismo periodo de 2021, pero muy por encima eso sí de los apenas 26 millones de euros de beneficios con los que logró salvar el mismo periodo de 2020. Siendo igualmente no obstante un -22,59 por ciento menos que los 633 millones de euros que Adidas reunía, junto a Reebok, al cierre del primer trimestre de 2019.

Crecimiento de dos dígitos en los mercados occidentales

Atendiendo al comportamiento de la compañía, por mercados, con respecto al mismo periodo de hace un año las ventas en la región de EMEA aumentaron un +9,3 por ciento hasta los 1.935 millones de euros; en América del Norte un +21,2 por ciento, hasta los 1.402 millones de eueros; y en América Latina un +41,2 por ciento, hasta los 419 millones de euros. Mientras que en el otro lado de la balanza, lastrando la recuperación del Grupo deportivo, pero no obstante y al mismo tiempo aportando una parte principal de los ingresos de la multinacional, en China las ventas se contrajeron un -28,4 por ciento, pasando de 1.402 a 1.004 millones de euros. Un comportamiento que terminó reflejándose en el resto de los mercados asiáticos, con una caída del -16 por ciento de la facturación de Adidas, desde los 603 a los 506 millones de euros.

“Durante el primer trimestre, la demanda de los consumidores de nuestra marca y productos fue sólida en todos los mercados occidentales”, explicaba Kasper Rorsted, director ejecutivo de Adidas, a lo largo de unas declaraciones hechas públicas por la propia multinacional deportiva. Como resultado, “nuestras ventas combinadas en América del Norte, EMEA y en América Latina crecieron a un ritmo de dos dígitos”.

Perspectivas: caída de las ventas en China durante todo 2022

De cara a lo que resta de ejercicio fiscal, desde Adidas han querido ofrecer una última actualización sobre las estimaciones que manejan para este año. Un periodo para el que, a pesar de los factores externos que continúan amenazando con influir sobre el comportamiento de la oferta y la demanda de toda la industria, Adidas ha querido reafirmarse con sus previsiones, pero apuntando el que estas se darán en la parte baja de las horquillas que maneja la compañía.

De este modo, para lo que resta de año Adidas espera registrar un aumento de su facturación en la parte baja de la horquilla de entre un +11 y un +13 por ciento; así como unos beneficios netos en la parte baja de entre 1.800 y 1.900 millones de dólares. Una evolución que llegará precedida, así lo esperan desde Adidas, de una segunda mitad del ejercicio para el que esperan un aumento de las ventas del +20 por ciento, impulsada por la recuperación de los mercados asiáticos, tras una primera mitad del año para la que esperan volver a crecer durante el segundo trimestre, a pesar de la caída de las ventas que siguen esperando que tenga lugar en China. Región en la que a lo largo de este primer trimestre se han decretado cierres generalizados relacionados con la pandemia, que han provocado las clausuras de una gran cantidad de tiendas, así como una fuerte disminución del tráfico comercial, incluso en partes del país que no se vieron afectadas de manera directa. Unas restricciones que se esperan que sigan teniendo lugar, y motivo por el que desde Adidas ya contemplan que los ingresos en China disminuyan “significativamente” en 2022.

“En el este, volveremos a crecer en Asia-Pacífico en el segundo trimestre, mientras que esperamos que continúe el desafiante entorno en el mercado de la Gran China”, añade Rorsted. “Con un fuerte crecimiento de dos dígitos en la gran mayoría de nuestros mercados, que representan más del 80 por ciento de nuestro negocio, estamos bien posicionados para el éxito en este 2022”. Un ejercicio dominado por un entorno “caracterizado por severos desafíos externos”, frente a los que resulta “imperativo mantenernos enfocados en nuestros objetivos estratégicos”, añade el principal ejecutivo de la multinacional deportiva.

“Aunque seguiremos siendo ágiles, no pondremos en peligro nuestra oportunidad de crecimiento a largo plazo para optimizar beneficios a corto plazo”, explica Rorsted. Por ello, “seguiremos invirtiendo en nuestra marca y en nuestras asociaciones, en nuestro negocio DTC y en capacidades digitales que nos permitan apoyar la aceleración online, y en ganar mayor cuota de mercado en nuestros mercados estratégicos en 2022”.

También te puede interesar:
ADIDAS
CHINA
MODA DEPORTIVA
primer trimestre
RESULTADOS FINANCIEROS