La moda, a través de los ojos (y los trazos) de Sorolla

La pintura, al igual que la fotografía, es una disciplina artística que nos abre una ventana a una sociedad concreta en una época determinada. A través de los diestros trazos de un pintor, podemos conocer más sobre la apariencia de una ciudad, la historia de un país, la situación de la mujer en el pasado... Un lienzo no solo puede provocar un éxtasis estético —el conocido Síndrome de Stendhal, por ejemplo—, sino que también esconde un sinfín de entresijos. Y uno de ellos no podía ser otro que la moda y su evolución.

Este lunes, el Museo Thyssen-Bornemisza inauguró su singular exposición “Sorolla y la moda”, donde muestran la importante presencia de la moda en la obra de Joaquín Sorolla. Las diferentes pinturas expuestas, así como su correspondencia con su esposa Clotilde, no supone únicamente una fuente documental en sí, sino que demuestra el papel tan importante que jugaba la moda en la vida del pintor valenciano. No es de extrañar, por ello, que se convirtiera en el cronista idóneo para narrar y plasmar los cambios en las tendencias y estilo de la indumentaria de finales del siglo XIX y principios del XX.

“Sorolla era un verdadero coolhunter y hasta un trendsetter, traía la última moda de París y creaba tendencia en España. Un verdadero influencer, que influía directamente en la sociedad española”.

Eloy Martínez de la Pera, Comisario de “Sorolla y moda”

“Sorolla era un verdadero coolhunter y hasta un trendsetter, traía la última moda de París y creaba tendencia en España. Un verdadero influencer, que influía directamente en la sociedad española”, explica Eloy Martínez de la Pera, Comisario de “Sorolla y la moda” en el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo Sorolla, ambos en Madrid. Según explica a FashionUnited, esta exposición “es muy especial, no solo está vinculando arte y moda, sino que Sorolla se convierte en el cronista de un momento único, el cambio de siglo. Cambia la morfología de las ciudades, el rol de la mujer gracias a la mujer contemporánea parisina o a las sufragistas de la época, encontramos una mujer mucho más empoderada, que cambia en su silueta y en su manera de vestirse”.

La moda, a través de los ojos (y los trazos) de Sorolla

De Madrid a París. Historia de la indumentaria

La exposición se desglosa en cuatro ámbitos principales: Sorolla íntimo, El retrato de la sociedad, El verano elegante y, por último, París y la vida moderna. En cada sección, se puede visitar una cuidada selección de retratos, en su mayoría femeninos, junto a vestidos, trajes y complementos similares a los pintados por el artista. Desde el guardarropa de su mujer Clotilde García del Castillo, nacida en un entorno burgués y acomodado; hasta los lujosos vestidos de la aristocracia y la monarquia española o los fluidos y vaporosos vestidos de día para las fiestas en el jardín o los paseos por la playa. Para acabar con un viaje a París y su flagrante modernidad, donde las novedades de la haute couture le sirven de inspiración a Sorolla.

“Es un homenaje a la belleza. No solo una belleza estética, a través de los retratos femeninos de 1890 a 1920 y de los vestidos expuestos, sino la belleza del aura de la mujer de esta época”, añade Martínez de la Pera. La mujer pasa de ser “una cosificación o una mujer objeto como venía siendo en el s. XIX” hasta convertirse en un mujer empoderada, que se quiere vestir por ella misma. Además, en este contexto histórico la mode se globaliza y aparecen los primeros diseñadores como Paul Poiret, Madeleine Vionnet o Jeanne Lanvin, pues “los diseñadores son conscientes que confeccionan obras de arte y quieren nombrar y etiquetar sus propias creaciones”.

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza y el Museo Sorolla organizan una exposición dedicada a la presencia de la moda en la obra de Joaquín Sorolla que tiene lugar, de manera simultánea y complementaria en ambas sedes, dhasta el 27 de mayo de 2018.

Fotos: Museo Thyssen-Bornemisza

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO