Shanghái vende más lujo que París o Nueva York

Hace poco, Shanghái ha sido clasificada por primera vez en el ranking de las diez capitales mundiales de la moda, por la agencia americana The Global Language Monitor (Observatorio mundial de la lengua), superando a Tokio para ser pionera de la moda en Asia. Pero lo que hace su fuerza

hoy en día es su gran capacidad de consumo.

Una capacidad de consumo que supera a París y Nueva York

En los famosos barrios de Shanghái, como Nanjing West Road, Middle Huaihai y Xujiahui, las calles se han convertido en lugares para la competencia de las firmas de lujo como Hermès, Cartier o Louis Vuitton, que no tienen nada que envidiar a los Campos Elíseos de Paris o a la Quinta Avenida de Nueva York.

Shanghái vende más lujo que París o Nueva York Para Zhou Ting, directora del Instituto de búsqueda de Fortune Character, « las firmas de lujo se instalan en Shanghái porque han visto el potencial de consumo de la ciudad”.

Según un estudio publicado por el Trends Media Group el 7 de enero 2013, Shanghái ocupa la primera posición en el ranking de las 20 más grandes ciudades chinas en capacidad de consumo. Esta encuesta efectuada en 20 ciudades ha indicado que el importe de los gastos de consumo de los nuevos ricos destinado a la moda rondaba los 50.000 yuanes (5.864 euros) por persona en 2012, el 57,3 por ciento de su sueldo anual. En Shanghái, llega a los 86.132 yuanes (alrededor de 10.102 euros) y la capacidad de consumo es la más grande en el sector de los accesorios, las joyas, los relojes o la cosmética.

La empresa italiana de e-marketing, Contact Lab, realizó otra encuesta donde el resultado demuestra que el gasto medio de los consumidores de productos de lujo en Shanghái ha superado el gasto de los consumidores neoyorkinos. Sobre 1.000 consumidores de productos de lujo sondeados en varias ciudades, el importe medio de la última compra de la gente de Shanghái era de 1.000 dólares, contra 500 dólares para los neoyorkinos. Además, cerca del 91 por ciento de la gente de Shanghái tenía la intención de volver a comprar uno o varios productos de lujo de moda, mientras la cifra de los neoyorkinos era del 77 por ciento.

« El pequeño París el Extremo Oriente »

La relación entre la moda y Shanghái es antigua. En los años 1930, la ciudad se hacía llamar “el pequeño París del Extremo Oriente”. Como centro de la industria textil en China en los años 1950 y 1960, Shanghái orientaba la tendencia de la moda en varios sectores como las bicicletas, los relojes, las camisas o las cámaras de fotos. Sin embargo, por varias razones, la influencia de esta ciudad a nivel de moda ha declinado progresivamente.

Aunque la moda está en cada esquina de Shanghái, muchos encuentran que existe una gran diferencia entre esta nueva capital de la moda en Asia y las capitales tradicionales de la moda que tienen una cadena industrial completa como Nueva york, Milán, Londres o París. “En los últimos 30 años, casi todos los productos populares de la moda han sido importados, indica Wenyao, director de la Federación internacional de la moda de Shanghái. Esta ciudad es por ahora una ciudad de consumo de la moda que se encuentra en su primera fase de desarrollo industrial. No podemos compararla con París que es el centro de esta industria más conocido en el mundo y que es también un centro de creación dónde se deciden los estándares de la moda”.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO