Las firmas de moda presionan en Camboya

La inestabilidad política en Camboya preocupa a las grandes firmas textiles internacionales que contratan talleres en ese país donde la mayoría de los trabajadores del sector se encuentran en situaciones precarias.

Esta semana, representantes de 30 marcas entre ellas, H&M, Puma, Gap Inc, Inditex y Levi-Strauss, se reunieron con el gobierno, por segunda vez en este año. En el encuentro a puertas cerradas también estuvieron representantes del sindicato global IndustriALL Global Union, con más de 50 millones de trabajadores afiliados en 140 países.

Las firmas de moda presionan en CamboyaEn una declaración conjunta emitida la noche del martes, las firmas textiles y IndustriALL señalaron que manifestaron al gobierno que cada vez es mayor la presión de los consumidores de sus mercados nacionales, para frenar los abusos graves que se registran en Camboya, y que el país que corre en riesgo de “dejar de ser un mercado de abastecimiento estratégico” lo que tendrá un gran impacto en la inversión y el crecimiento.

El reclamo de los trabajadores

Las empresas y los sindicalistas también señalaron que los responsables de las fuerzas del orden que abrieron fuego contra los trabajadores durante las violentas protestas en Enero, y que mataron al menos a cuatro personas, “deben ser llevadas ante la justicia", y advirtieron que no tolerarán el uso de la violencia contra las huelgas pacíficas y manifestaciones de los trabajadores.

Según trascendió, alguna de las firmas ofreció aumentar la cantidad de dinero que pagan a las fábricas, para poder así aumentar los salarios de los trabajadores.

Pero después de reunirse con alguna de las empresas, el secretario general de la Asociación de trabajadores textiles de Camboya (Gmac), Ken Loo, dijo que el compromiso de unos pocos compradores no es suficiente para incrementar 100 dólares el salario mínimo mensual, tal como reclaman los trabajadores.

“Si les pagamos 160 dólares a los trabajadores, pero las firmas no nos pagarán la misma cantidad, ¿de donde sacaremos el dinero?, dijo Loo a los periodistas. “Cuántos compradores estarían de acuerdo? Incluso si una parte lo hace, sería el 40, 50 por ciento. ¿Y el resto? Entonces, ¿qué hacemos?”, añadió.

La industria textil camboyana aportó 5000 millones de dólares al producto interno bruto del país el año pasado. Esto representa el 80 por ciento de todas las exportaciones de Camboya, y da trabajo a 500.000 personas en una nación de 15 millones.

Foto:Trabajadores textiles en Camboya

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO