Escada se declara insolvente

El grupo de moda de lujo Escada entró ayer en los juzgados de Munich para presentar una solicitud de insolvencia, después de haberse declarado en quiebra. La firma alemana cuenta con una plantilla de 405 empleados en

España y Manresa acoge la sede de la filial española.

Escada, especializada en moda femenina parece seguir los pasos de Christian Lacroix. Si el pasado mayo la histórica enseña francesa presentó concurso de acreedores, ahora es Escada la que entra en los juzgados y confirma que la crisis ha tocado al lujo.

El consejo de administración de Escada advertía desde hace meses de que la posibilidad de presentar concurso era más que probable. Ante la falta de liquidez, la empresa lanzó hace cuatro meses un plan para canjear por nuevos títulos de deuda los bonos emitidos en 2005 por un valor total de 200 millones. Un 80% de los bonistas debían haber acudido a la operación para evitar la caída de Escada, pero sólo un 46% lo hicieron.

Escada opera en el mercado español a través de la sociedad Grupo Escada España. Aunque la filial se constituyó en Madrid, en 1997 trasladó su domicilio social a Manresa. La empresa comunicó ayer que “las filiales nacionales e internacionales no se verán afectadas inicialmente por la insolvencia de la matriz”, aunque desde la subsidiaria española admitieron que esta situación impactará en la sociedad.

Escada se declara insolventeLa firma, conocida por vestir a estrellas de Hollywood, cuenta con una plantilla de 2.229 personas, 405 de las cuales corresponden a la filial española. La mayoría de la plantilla nacional corresponde a personal de la red de distribución, formada por 22 tiendas propias y diez franquicias. Actualmente en Manresa sólo se realizan tareas comerciales.

La filial española, dirigida por Santiago Noguera, cerró 2008 con unas pérdidas de 7,14 millones de euros, frente a los 0,97 millones de euros ganados en 2007. En todo el mundo, el grupo registró unos números rojos de 70,3 millones de euros el año pasado.

El informe de gestión de 2008 de Grupo Escada España califica sus resultados de “catastróficos” y los atribuye a “la profunda crisis mundial”. Este hecho ha derivado en una caída de la cifra de negocio del 16,24%, hasta 48,93 millones de euros


 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO