Milán cuenta con un centro comercial chino, el primero de estas características en

esa ciudad. El edificio ocupa cinco plantas en la Vía Paolo Sarpi, el Chinatown milanés.

El Mall Oriental es el resultado de la inversión de familias italo-chinas y está formado por un centro comercial con supermercados, tiendas de ropa y electrónica.

La segunda planta está enteramente dedicada al bienestar con espacios para yoga, centros de belleza con masajes y tratamientos y salones de té.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO