Londres arrebató a Nueva York el título de capital mundial de

la moda en 2011 gracias en parte a la boda de los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, y a la elección de la novia de un diseño del fallecido modisto británico Alexander McQueen para la ceremonia.

Así se desprende de un nuevo estudio publicado por la consultora de medios estadounidense Global Language Monitor, que ha elaborado un ránking cuyos primeros cinco puestos los completan París, Milán y Los Ángeles, y en el que la ciudad española de Barcelona ocupa el séptimo lugar.
 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO