Más de 200 obreros camboyanos fueron hospitalizados esta semana en una nueva ola de desmayos en las fábricas

textiles se ese país. Las tres fábricas afectadas, propiedad de las empresas Shen Zhou, Daqian Textile y New Wid, fabrican ropa para marcas como Puma y Adidas.

La industria textil camboyana emplea a cerca de 650.000 trabajadores y es una de las principales fuentes de ingresos para este país donde los problemas de seguridad son muy frecuentes, igual que los desmayos, atribuidos a las malas condiciones de higiene en las fábricas, la mala ventilación y la exposición a productos químicos peligrosos.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO