La firma de moda Blanco se suma a la textiles cuyos números

rojos hacen tambalear su estabilidad al haber solicitado formalmente el preconcurso de acreedores en Madrid.

Según acaba de informar en la prensa económica, el objetivo es pactar un acuerdo de reestructuración de la deuda en un plazo de cuatro meses para pactar un acuerdo de reestructuración de deuda con los bancos que le evite declararse en concurso.

Esta mañana el periódico Expansión había informado que los responsables de la compañía habrían decidido reducir gastos, con el consiguiente el cierre de más de un centenar de tiendas en España durante el mes de Mayo.

Blanco se suma a otras firmas que como Caramelo, Victorio&Lucchino y Hakei han presentado concurso de acreedores como consecuencia del descenso del consumo por la crisis.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO