Después de su última edición parisina en el hotel Península, el Oriental Fashion Show regresa al Ritz para celebrar su 30ª edición, con una madrina muy especia