WRC: El lujo cambia sus códigos y su manera de comunicarse

Madrid - Sébastien Badault, (Director Internacional de la línea de Lujo y Moda de Alibaba), Adam Pritzker (Fundador de Assembled Brands) y Frédéric de Narp (CEO de Bally), han coincidido en una charla en el World Retail Congress, para hablar sobre el futuro del lujo.

La primera afirmación en la que han coincidido todos los ponentes es que el lujo ha cambiado de significado. Antes suponía estatus y artesanía y hoy, es mucho más que eso.

El lujo de hoy habla de sentimientos

En palabras de Frédéric (Bally) “el lujo es savor-faire y artesanía pero también es modernidad y por encima de todo, emoción. Nuestra reto consiste aunar precisamente estos dos conceptos. Algo que en Bally estamos desarrollando a través de colaboraciones excepcionales como por ejemplo la que hicimos con el grafitero francés André Saraiva”.

En este sentido, los tres ponentes han coincidido en la importancia de la omnicanalidad, el futuro de este sector ya no tiene que ver con la apertura masiva de tiendas, se trata de optimizar los recursos para conseguir una marca global online y ofline.

Una expansión controlada

“Las tiendas insignia son imprescindibles porque es el lugar en el que las marcas de lujo pueden expresarse. Donde se pueden tocar sus productos de calidad. Pero, no se trata de tener tiendas por todo el mundo. Deben actuar como escaparates globales. En el caso de la venta de zapatos de lujo, el 80 por ciento se vencen en 10 mercados. No vale la pena estar presentes en el resto de manera física”.

El gigante chino, un espejo en el que mirarse

Hablando precisamente del tema internacional, Sébastien (Alibaba), invita a las marcas europeas a mirar a los consumidores de lujo chinos. La media de edad es mucho más joven que la europea, rondan los veinte años pero, la manera en la que se comportan, puede ser un referente para el futuro. “Estoy convencido de que lo que está pasando ahora en China, pasará en Europa dentro de unos años. Hay ciertos cambios que dentro de poco serán una realidad en Europa como el tema del pago generalizado con dispositivos digitales”, ha comentado el Director de Alibaba.

La customización funciona

Otro de los puntos de encuentro de los tres ponentes ha sido la personalización de los productos de lujo. “La producción de pequeñas tiradas de productos dirigidos a una audiencia especial funciona. Una colección creada exclusivamente para Detroit por ejemplo, tendrá probablemente más éxito para la población local que una colección con productos globales. A la gente le gusta sentirse parte de un grupo y ser diferente y especial”, afirma Adam (Assembled Brands).

La conclusión general de esta intervención en la que el lujo se sometía a debate ha sido, navegar por el mundo de las emociones con productos creativos y de calidad.

Photo Credits: Fashionunited

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO