Macy’s y JCPenney venderán ropa de segunda mano en sus centros comerciales

Madrid- Las compañías de grandes almacenes estadounidenses Macy’s y JCPenney, anunciaron hace tan solo unos días sendas asociaciones con la compañía especializada en la venta de prendas de segunda mano ThredUp. Mediante la que ambos grupos buscarán dejar atrás su imagen de “antiguos” y “anquilosados”, para aproximarse a las modas del público millennial y de la Generación Z. Que ven en ThredUp y sus prendas de moda usadas, un modelo de negocio mucho más sostenible y alineado con sus intereses en materia de respeto y protección del medio ambiente.

Macy’s: ropa de segunda mano en 40 de sus tiendas

La primera en dar la noticia fue la estadounidense Macy’s. Que anunció su asociación con ThredUp tras publicar sus resultados financieros respecto del segundo trimestre de 2019, periodo durante el que logró unos ingresos netos por valor de 86 millones de dólares, frente a los 164 millones que logró generar durante el mismo periodo del pasado año.

En virtud del acuerdo alcanzado, el CEO de Macy’s Jeff Gennette anunciaba que la compañía comenzará a vender ropa y accesorios de segunda mano de ThredUp en una selección de 40 establecimientos de la compañía. Una iniciativa piloto con la que la compañía busca acercarse al público millennial, así como una oportunidad para ofrecer estilos y marcas que normalmente no se encuentran en Macy’s.

“Este es un buen programa para Macy's, es una señal de su ambición de probar hasta qué punto pueden capitalizar modelos minoristas nuevos y en crecimiento”; señalaba al medio estadounidense RetailDive Alex Fitzgerald, de la consultora AT Kearney. “El éxito dependerá de su capacidad para seguir de cerca y reaccionar ante los resultados, ya sea porque se trate de una táctica efectiva para atraer a los consumidores más joven, o por si esta asociación termina afectando negativamente su oferta principal”.

Macy’s y JCPenney venderán ropa de segunda mano en sus centros comerciales

JCPenney: nuevas marcas de alta gama y una oferta más sostenible

Tras el anuncio de Macy’s, era la cadena de grandes almacenes JCPenney la que a través de un comunicado anunciaba su asociación con ThredUp. Mediante un acuerdo a través del que ambas compañías buscarán la expansión de un nuevo modelo de negocio.

En el caso de JCPenney, serán 30 de sus tiendas las que pasarán a ofrecer una selección de ropa y bolsos de segunda mano de ThredUp. En unos establecimientos que serán cuidadosamente elegidos y cuya oferta se actualizarán semanalmente, como parte de los esfuerzos por parte de la compañía por ofrecer nuevas experiencias de compra a sus clientes. Materializándose en espacios de entre 150 y 300 metros cuadrados, en la que se ofertarán una gran variedad de los bolsos y prendas de moda de segunda mano de ThredUp.

Macy’s y JCPenney venderán ropa de segunda mano en sus centros comerciales

“Hay un fuerte carácter emocional en el hecho de encontrar un producto de segunda mano único, por mucho menos”, señalaba Michelle Wlazlo, vicepresidenta ejecutiva de JCPenney, a través de un comunicado emitido por la propia empresa. A la vez que indicaba que “si bien hay más compradores de segunda mano que nunca, continuaremos testando y evaluando de qué manera esta práctica es recibida por nuestros clientes”. A lo que sumaba que desde la compañía se sentían “entusiasmados con la perspectiva de crear una nueva experiencia en la tienda que haga posible el acceso a las marcas de alta gama, así como también poder satisfacer la demanda de aquellos consumidores con una mentalidad ecológica, que desean opciones mucho más sostenibles para sus guardarropas”.

¿Tabla de salvación ante el “apocalipsis retail”?

Pese a que un amplio número de analistas económicos no dudaron en aplaudir la medida, como muestra de los intentos de ambas compañías por idear nuevos modelos de negocio y aproximarse a las nuevas generaciones de consumidores, no fueron menos los que apuntaron que esta asociación con ThredUp no supondrá, en ningún caso, una salvación inmediata para los problemas económicos que arrastran ambas empresas.

“No creo que vaya a salvar sus negocios”, decía sin miramientos Jontahtan Treiber, CEO de la plataforma de gestión RevTrax, al medio estadounidense Business Insider. “Es un movimiento inteligente para ellos el alinearse con la próxima generación de consumidores de moda, porque moderniza lo que muchas personas perciben cada vez más como compañías antiguas de más de 100 años, anquilosadas y moribundas”. A la vez que indicaba que “la cantidad de ingresos que Macy’s esperaría generar es una miseria en comparación con los grandes problemas económicos que tiene. El beneficio que obtendrá de esta asociación con ThredUp no va a compensar sus inminentes problemas financieros”.

Macy’s y JCPenney venderán ropa de segunda mano en sus centros comercialesMacy’s y JCPenney venderán ropa de segunda mano en sus centros comerciales

Mientras tanto algunos otros analistas apuntan a que el sector físico del retail continuará en decadencia frente al comercio online, y que esta iniciativa no logrará dar sus frutos. Visión que no comparten precisamente desde ThredUp, dedicada principalmente al sector online. Cuyo CEO, James Reinhart, se mostraba optimista sobre el desarrollo e importancia que los puntos de venta físicos tendrán en el futuro. “No olvidemos que el 85 por ciento de la ropa de hoy todavía se compra en las tiendas”, anunciaba al directivo a la cadena Fox, a lo largo de unas declaraciones en las que incidía sobre la relevancia que adquirirá el mercado de segunda mano. “Creo que no es una tendencia que vaya a desaparecer… creo que cada vez más personas quieren artículos únicos”, señalando que en el futuro los consumidores apostarán por “mezclar y combinar cosas nuevas y usadas, y también van a alquilar. Creo que en el futuro nuestros armarios se verán muy diferentes a los de hoy”.

El éxito de ThredUp

Con sede en la ciudad de San Francisco, ThredUp es una de las mayores compañías especializadas en la venta de prendas de segunda mano a través de internet. Productos en los que prendas de firmas como Gap o Gucci, llegan a presentarse con descuentos de hasta el 90 por ciento.

Fundada a principios de 2009 por James Reinhart, Oliver Lubin y Chris Homer, la compañía asegura recibir donaciones de 40.000 prendas al día. Habiendo logrando hasta la fecha redistribuir hasta 65 millones de prendas, a través de un modelo de negocio en el que se ha convertido en punta de lanza en el mercado de prendas de segunda mano.

Macy’s y JCPenney venderán ropa de segunda mano en sus centros comerciales

Además de estos acuerdos con Macy's y JC Penney, ThredUp también vende sus prendas de segunda mano a través de los grandes almacenes Stage Stores. Asociaciones con las que los grandes almacenes estadounidenses buscan capitalizar el valor del mercado de las prendas de segunda mano, cuyo potencial rondaría los 24 mil millones de dólares. Con un increíble aumento en los últimos dos años, y con alrededor del 64 por ciento de las mujeres el año pasado comprando moda de segunda mano, o "abiertas" a ella, frente al 45 por ciento de 2016, según un último informes de ThredUp. Que preve que el crecimiento del sector de las prendas de segunda mano alcance un valor de 51 mil millones de dólares para 2023. Impulsado principalmente por miembros de la Generación Z y Millennial. Que suponen respectivamente un 46 por ciento y un 37 por ciento de los consumidores de prendas de segunda mano. Principalmente porque ven esta práctica como un ejercicio de sostenibilidad, comenzando a preferirla por encima de las propuestas del “fast fashion”.

Photo Credits: ThredUp, página oficial. / Macy’s, página oficial. / JCPenney, página oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO