Los centros comerciales de Cataluña exigen su reapertura: las medidas “anulan las campañas de Blackfriday y de Navidad”

Madrid – Golpe sobre la mesa de los centros comerciales de Cataluña, que, cansados de las continuas restricciones y ante el riesgo de terminar descolgándose de la campaña de Navidad, exigen a la Generalitat de Cataluña la reapertura inmediata de estos espacios que cumplen, aseveran, con todas las garantías y protocolos de seguridad aprobados para hacer frente a los contagios por coronavirus.

Una demanda que plantean desde las asociaciones Barcelona Oberta, la Asociación Catalana de la Empresa Familiar del Retail, Comertia y desde la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales ante el peligro que supone, en términos económicos y de empleo, la decisión de la Generalitat de retrasar, por ahora, hasta el próximo 21 de diciembre la reapertura de los centros comerciales en Cataluña. Una medida que terminará afectando de manera más destacada a las pequeñas y medianas empresas vinculadas a estos recintos, obligadas a tener que renunciar a una campaña de Navidad que se vislumbraba como la última esperanza para sus cuentas tras estos largos ocho meses de pandemia. Una esperanza que ahora se desvanece, y frente a la que no les brindan mayor respuesta que la de tener que pararse y esperar a ver como los clientes día a día continúan con su trasvase a un canal digital, vinculado principalmente con los grandes grupos y compañías del sector textil y de la distribución, que sale favorecido de todas las políticas emprendidas por las autoridades. Y todo ello al tiempo que todas estas Pymes ligadas a los centros comerciales deben soportar unas inversiones y unos ajustes para blindarse contra el riesgo por coronavirus, a la vista está que inservibles, puesto que no impedirán que, tal y como están las medidas aprobadas en estos momentos, de manera inmediata deban renunciar a los posibles beneficios de una fecha como la del “Black Friday” del próximo viernes 27 de noviembre. Una jornada que viene a significarse como el punto de arranque de la campaña de Navidad, que cada día son más los consumidores que aprovechan para ir adelantando sus compras y regalos.

“Las medidas de desescalada avanzadas anulan las campañas de Blackfriday y de Navidad, la mayor época de venta del año y de generación de empleo”, nos explican desde dichas asociaciones de comerciantes y centros comerciales de Cataluña, a través de un comunicado. “El sector comercial”, añaden, “está siendo uno de los más castigados por la crisis”, mientras que “el cierre de centros comerciales y la limitación de espacio y aforo en las tiendas en Catalunya ya ha tenido efectos negativos en el empleo”. Una situación que “tras las medidas anunciadas” parece que no tiene visos de mejorar, poniendo en peligro una “campaña de Navidad con la que se pretendía cierta reactivación tras un año tremendamente complicado”. “Las previsiones que tenía el comercio para la Campaña de Navidad eran la última oportunidad para recuperarse de un año lleno de complejidades”, mientras que en términos de empleo, “el sector del comercio tradicionalmente refuerza entre noviembre y enero sus plantillas, pero esto será más complicado este año y más teniendo en cuenta las medidas restrictivas ya existentes”.

Unas medidas que pueden suponer un riesgo para la recuperación y para la creación de empleo

Según la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales (AECC), en Cataluña hay cerca de 3.700 locales en centros comerciales, de los que más de 3.000 han cerrado sus puertas debido a las restricciones. Y de éstos, el 85 por ciento son pequeños comercios de menos de 300 metros cuadrados. Unas tiendas que en su conjunto emplean a más de 70.000 trabajadores, con unos puestos de trabajo de los que 35.000 se estiman que sean directos y otros 35.000 indirectos. Carga laboral que, junto a la relativa en materia de alquileres, medidas de seguridad y de impuestos, estarían poniendo en serios aprietos al comercio tradicional, frente a las ventajas de las que gozarían las grandes compañías del sector online. Un canal por el que cada día apuestan más unos consumidores, y ahí están las cifras de las grandes cadenas y firmas de la moda-retail, que continuarán haciéndolo ante los inconvenientes y las limitaciones de medidas restrictivas como las planteadas por la Generalitat.

“El sector considera que las medidas anunciadas generan una gran inseguridad a los ciudadanos”, que por contra “optarán por realizar sus compras a través de internet, hecho que afectará negativamente al comercio local, generando un agravio comparativo con los grandes ‘players’ del e-commerce, así como una discriminación con los negocios ubicados en estos centros comerciales frente a los que están a pie de calle”.

Defensa de su papel como espacios seguros frente al coronavirus

Estas mismas asociaciones estiman que los propietarios de centros y parques comerciales hayan invertido más de 30 millones de euros entre los meses de mayo y junio en medidas higiénico-sanitarias y de seguridad para su reapertura. Cifra a la que habría que sumar los cerca de 600 millones de euros que han invertido en EPIs las marcas presentes en centros comerciales. Unas pruebas por las que abogan ahora que se lleguen a hacer de manera masiva entre la población, al tiempo que defienden la plena seguridad que la adopción de todas estas medidas entraña para esta categoría de espacios comerciales.

“Desde la primera reapertura en mayo, el sector del comercio en su conjunto ha implementado multitud de medidas higiénico-sanitarias y de seguridad para garantizar reaperturas sin riesgos. Después de ocho meses, y ahora que disponemos de test de antígenos, las asociaciones reclaman, si es preciso, hacer pruebas masivas a la población”, mientras que “los centros comerciales de Cataluña cuentan ya con todos los protocolos necesarios para que el desarrollo de la actividad sea completamente seguro, cumpliendo con las medidas del ‘Plan de acción de centros comerciales, y galerías comerciales’ aprobado por el Gobierno de Cataluña”.

Por todo ello, añaden desde las asociaciones de comerciantes y centros comerciales de Cataluña, “el sector manifiesta a la Generalitat de Cataluña su total disposición a colaborar y estudiar conjuntamente cualquier medida adicional de seguridad que evite el cierre y los efectos irreversibles sobre la economía, el empleo y el consumidor”, tal y como han venido haciendo hasta la fecha. No dudando en implementar todas las “rigurosas medidas de higiene y seguridad” decretadas, y “yendo más allá de las recogidas en el ‘Plan de acción de centros comerciales y galerías comerciales’ aprobado por el Gobierno de Cataluña, que contempla medidas de distanciamiento mínimo entre personas de 1,5 metros, control de aforo, obligatoriedad para llevar mascarilla, disposición de geles hidroalcohólicos en los accesos, instalación de mamparas, refuerzo de la limpieza y las medidas higiénico-sanitarias en accesos y zonas comunes y medidas de formación del personal y los colaboradores en prácticas de prevención”.

Photo Credits: Diagonal Mar Centro Comercial, página oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO