Instagram se convierte en el canal de distribución de los productos hand made

Madrid- Al tener más tiempo para navegar por las redes, durante el confinamiento el uso de las mismas ha experimentado un importante auge con Instagram como plataforma a la cabeza. Su uso como canal de distribución abre una ventana al mundo para las empresas de productos hand made.

Desde jerséis de punto, camisas con tejido Liberty o diademas y coleteros, Instagram es un canal perfecto para vender productos artesanales porque permite de una manera muy visual mostrar las características del producto. Además, tiene el valor añadido de que los usuarios pueden saber un poco más sobre el creador. Como afirma Eva Pijuan, experta en marketing digital de productos hand made “esto es algo que está muy relacionado con los negocios de productos hechos a mano, donde el producto está estrechamente enlazado al artesano que lo crea. No es un producto fabricado a gran escala, sino que está hecho con minuciosidad, contemplando el mínimo detalle y eso aumenta la calidad del producto”.

Por eso, es clave humanizar el negocio. Ver quién hay detrás, que es un emprendedor que con todo su cariño y destreza está creando el producto. El cliente quiere ver caras, quiere conocer quién hay ahí detrás.

Algunas de las claves para llegar al éxito son:

Transmitir una imagen cuidada y que transmita emociones y sensaciones

La imagen lo es todo en una red social como Instagram. Por eso, habrá que cuidarlas al máximo. Y no solo que sean fotografías que muestren el producto con claridad, sino que transmitan emociones, sensaciones, una atmósfera personal. Hoy en día, los smartphones y las numerosas aplicaciones de fotografía, filtros y demás, consiguen crear fotografías excelentes. La clave está en crear un estilo propio y ser coherente en toda la imagen del producto.

Explotar las opciones de los stories: exponer el “detrás de las cámaras”

Del mismo modo, uno de los puntos fuertes de Instagram, tal y como destaca Pijuan, son los stories. Con ellos es posible mostrar cómo quedará el producto, las opciones que tiene… Además, el artesano puede compartir imágenes o vídeos de los materiales que utiliza para crear el producto y del antes y después del proceso de creación. Otra opción interesante es, por ejemplo, lanzar votaciones sobre qué colores prefieren para un producto. De esta forma, se implica a los seguidores en el proceso de creación y se hace que el resultado final sea un poco suyo también. Los stories también dan la opción de revelar a la persona creando el producto, un poco la idea de “detrás de las cámaras”.

Crear un de empresa y enlace a tienda online o redes sociales

Por último, otra de las claves que destaca Eva Pijuan se refiere a la creación del perfil. Lo ideal es tener un perfil de empresa, en lugar de una cuenta personal. En la descripción de la cuenta es básico añadir un enlace a la tienda online (si se tiene) o si no, a otra de las redes sociales con las que se cuente con el fin de que los seguidores puedan seguir conociendo al emprendedor. Del mismo modo, también es básico tener el mismo nombre de marca en todas las redes sociales.

Crédito de foto: Eva Pijuan

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO