Especial retailers: Soluciones tecno para adaptarse a los nuevos estándares de seguridad

Madrid- La llegada de la nueva normalidad supone nuevos hábitos de consumo que están afectando ya de manera directa al sector retail, sobre todo, en lo referente a la experiencia de compra en sus tiendas físicas.

Las prioridades del cliente han cambiado. Ahora priman los criterios de seguridad y salud, más allá de la experiencia física que supone probar o tocar los productos. Además, la nueva normativa de seguridad impone a los retailers medidas concretas para garantizar la seguridad y la confianza de los clientes. En concreto, los nuevos estándares estarán relacionados con el control de aforo en los establecimientos, la distancia social, la desinfección de productos y zonas comunes, el control del uso de mascarilla y sistemas de contacto para el pago con dispositivo con el objetivo de evitar colas, entre otros.

“La nueva normalidad”, explica José María Sánchez Santa Cecilia, CEO de Prodware (empresa de business consulting, servicios IT y desarrollo de Software), “implica una nueva experiencia de compra construida a partir de la garantía de seguridad y la ausencia de contacto físico, un concepto completamente diferente al que estábamos acostumbrados hasta ahora. Los retailers deben adaptarse para resolver una triple exigencia: ofrecer a los clientes la seguridad que demandan, mantener la experiencia de compra y cumplir con la normativa para evitar sanciones o cierres de sus establecimientos”.

Aspectos clave a tener en cuenta

Esta nueva realidad en el punto de venta ha transformado por completo el customer jouney del cliente a favor de la seguridad. Como señalan desde Prodware, estas son algunas de las medidas más importantes de este nuevo panorama, basadas en aspectos tecnológicos:

- En primer lugar, para adaptarse a la nueva normalidad es imprescindible que los retailers sean capaces de detectar el número de personas que se encuentran en la tienda en tiempo real. El control de aforo permite transmitir a los clientes la seguridad que buscan, haciéndoles sentir que la entrada a la tienda está supervisada para garantizar su seguridad. Así, generar alertas de forma automática que se envíen a los responsables de las tiendas es crucial para este control.

- Otro aspecto esencial, y relacionado con el anterior, es el control de la distancia entre clientes, que mantiene el objetivo de garantizar un distanciamiento físico adecuado para proteger su seguridad. En este sentido, es clave para los retailers detectar las situaciones en las que los clientes acorten esa distancia para actuar en tiempo real. Por otro lado, las colas para realizar el pago de los productos, o los probadores, suelen ser los principales focos de concentración de personas en las tiendas físicas. Un sistema de monitorización y alertas conseguiría un control en tiempo real del cumplimiento de la distancia de seguridad.

- En cuanto a las medidas de seguridad sanitaria, la mascarilla se ha convertido en complemento imprescindible en la indumentaria de todos los clientes, ya que su uso es obligatorio. La solución activa alertas que notifican el acceso a la tienda de un cliente sin mascarilla.

- En este sentido, las alertas en tiempo real son imprescindibles para que los empleados puedan asegurar el cumplimiento de las normas de seguridad, allí donde se encuentren y a través de cualquier formato (mensajes, WhatsApp, emails) para que la comunicación sea más rápida y directa.

Crédito de foto: Pixabay

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO