El sector retail se prepara para el post-confinamiento

Madrid- El confinamiento en España va a tener consecuencias evidentes en el mercado inmobiliario, especialmente en su segmento de retail, razón por la que los inversores inmobiliarios han puesto el foco en la adquisición de locales comerciales ubicados en zonas prime debido a las oportunidades y bajadas de precios que está generando la crisis del COVID-19.

El escenario post-confinamiento será inédito: la reapertura de los negocios irá acompañada de la concienciación general de la ciudadanía y de nuevas medidas y procesos de atención al cliente por parte de los establecimientos. Además, el impacto de esta crisis en los comercios provocará que haya más locales disponibles, sobre todo entre los pequeños retailers, muchos de los cuales padecerán la peor parte de esta crisis y deberán echar el cierre o realizar una reestructuración en sus plantillas que impactará de manera directa en la tasa de desempleo.

Camino hacia la recuperación retail

Por zonas, los ejes comerciales secundarios serán los más afectados, mientras que en las arterias prime no habrá mucho cambio, ya que las grandes marcas tienen mayor margen de maniobra para aguantar la caída drástica de ingresos de estos meses. En los centros comerciales tampoco se espera mucho movimiento, pues son espacios ocupados en su mayoría por grandes marcas que, a lo sumo, tratarán de aplazar rentas o realizar pequeñas renegociaciones.

La recuperación del retail irá de la mano de un cambio en la filosofía de los negocios que conllevará la reestructuración de gastos, la realización de nuevos cálculos de ingresos y costes y la adaptación de las rentas de los locales mediante la negociación de pagos o aplazamientos.

“Es posible que algunos establecimientos deban bajar la persiana o ajustar mucho sus gastos, con el consiguiente impacto en el empleo. No obstante, aquellos que sean capaces de aguantar estos meses de parálisis coyuntural, saldrán reforzados de la crisis. Habrá una reactivación progresiva y bastante movimiento directamente relacionado la apertura o cierre de establecimientos a raíz de esta situación”, señala Miquel Laborde, socio fundador de Laborde Marcet.

Los retailers del sector de la restauración serán los más afectados por esta crisis, pero no serán los únicos establecimientos a los que se tenga que vigilar con lupa. Otros negocios de sectores como la moda o el ocio también serán espacios de alto riesgo de contagio, por lo que presumiblemente serán los últimos en recuperar la normalidad en su actividad. Este tipo de marcas deberá adaptarse a la nueva coyuntura mediante la puesta en marcha de innovaciones en sus estrategias comerciales y de cambios en su propuesta de bien o servicio.

Crédito de foto: Pixabay

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO