• Inicio
  • Noticias
  • Retail
  • Anuncios en redes sociales: cómo escalar las ventas del Black Friday

Anuncios en redes sociales: cómo escalar las ventas del Black Friday

Por Guest Contributor

23 nov. 2021

Retail

Imagen: Ofertas de Asos para el Black Friday

El 26 de noviembre, día conocido como "Black Friday", está a la vuelta de la esquina. En los últimos años, este día se ha consolidado como una de las fechas más importantes del comercio electrónico. Y la tendencia sigue al alza: por ejemplo, Adobe Digital Insights registró un aumento del 32 por ciento en las compras online en 2020. También se prevé un crecimiento similar para este año. La moda y los accesorios son la segunda categoría más popular entre los compradores del Black Friday. Con la estrategia adecuada, las empresas de este sector pueden conseguir buenas ventas.

En términos de publicidad, los medios sociales han adquirido recientemente una importancia creciente. Según el estudio Facebook Seasonal Holidays Study 2020, el 50 por ciento de los participantes afirmó haber conocido un producto a través de los anuncios en las redes sociales. En 2018, esta cuota seguía siendo del 32 por ciento. Esto deja claro el gran potencial de este canal para realizar fuertes ventas en el Black Friday. Bien planificada y ejecutada, la Superventa es un éxito para ambas partes en el mejor de los casos.

Enfoque de grupo objetivo optimizado

Es importante saberlo: En comparación con otras actividades de marketing online, la publicidad en las redes sociales se centra en el marketing push. Los usuarios se animan a comprar un producto con la ayuda de mensajes publicitarios creativos y una narración exitosa, sin haber buscado el producto previamente.

Una selección de diferentes formatos de anuncios permite crear una presencia específica. Además, los anuncios en las redes sociales ofrecen a las empresas un potencial hasta ahora desconocido para entrar en contacto con sus grupos objetivo. Esto se debe a que los anuncios se reproducen en función de los intereses psicográficos, geográficos, sociodemográficos y de comportamiento de los usuarios.

Gracias a esta orientación, se puede reducir al mínimo el despilfarro y optimizar la eficacia de las campañas. Además de dirigirse a nuevos clientes, también es posible dirigir la publicidad a clientes que ya han realizado una compra (remarketing), así como a usuarios cuyo perfil es similar al de los clientes actuales de la empresa.

Campaña con efecto de aprendizaje

Pero, ¿cómo se puede aprovechar este potencial para el Black Friday? Se recomienda una campaña publicitaria en las redes sociales que conste de tres pasos básicos. En este artículo sólo nos centramos en el tercer paso, la parte de la campaña que se lleva a cabo el mismo día, y después del Black Friday, teniendo en cuenta la proximidad de Black Friday.

El día de Black Friday: jugando con los anuncios de las rebajas

Ten en cuenta que: Para obtener el mejor rendimiento, hay que completar la fase de aprendizaje de la campaña del Black Friday. Esto se debe a que si se realizan cambios significativos, la plataforma de medios sociales carecerá de los datos necesarios para desarrollar la campaña de la forma más estable y eficiente posible. Estos datos se obtienen reproduciendo previamente los anuncios a diferentes usuarios. De esta manera, se puede averiguar cómo se puede cumplir el objetivo de optimización de la manera más eficiente. Este proceso se denomina fase de aprendizaje.

Tecnología TÜV

Pero también hay que preparar bien todo lo que rodea a la campaña para que todo vaya bien el día del lanzamiento. El punto central aquí es comprobar por adelantado el "Límite de gasto diario" en la cuenta de las redes sociales. De este modo, te aseguras no entrar en la carrera del Black Friday con un presupuesto de campaña demasiado bajo. También debes comprobar si el método de pago seleccionado (por ejemplo, tarjeta de crédito) cubre el gasto previsto.

Si la campaña se refiere a tu propia página web, también es necesario realizar una comprobación técnica. ¿Aparecen páginas de error? ¿Se pueden garantizar tiempos de carga cortos con el aumento del tráfico? ¿Está clara la navegación en caso de que los usuarios no sean redirigidos al producto correcto? Esta comprobación debe centrarse en particular en la versión móvil del sitio web, ya que es el punto central de contacto para las campañas en las redes sociales.

Forever 21 atrae con juegos. Foto: Captura de pantalla de Forever 21

Una oferta entretenida

Por último, pero no por ello menos importante, la propia campaña tiene que diferenciarse frente a la gran competencia. Así que necesitas una apariencia de Black Friday que destaque entre la masa de mensajes publicitarios. Un ejemplo de la tienda de moda rápida Forever21 en Los Ángeles muestra cómo se puede hacer esto: A los usuarios se les ofrece un entretenimiento adicional durante la búsqueda de ofertas al poder "rascar" ellos mismos su descuento diario.

Imagen: Death Wish Coffee

Ideas como la de Death Wish Coffee también aportan emoción: aquí se asigna a los usuarios un descuento al azar. Sólo se enteran de la cuantía del descuento introduciendo su "código de cupón aleatorio" personal. ¿O qué te parece el contenido generado por el usuario como base de una campaña del Black Friday que llame la atención? Este fue el caso de Amazon, donde se retomó la pregunta de un cliente al inicio de la campaña.

Imagen: Captura de pantalla de la cuenta de Instagram de Amazon

Un Black Friday diferente

Desviarse de las normas habituales del Black Friday también puede garantizar una alta concienciación. La opción más sencilla: trasladar la campaña al periodo previo al Black Friday o prolongarla hasta el final. También llama la atención un enfoque visual inusual, como la campaña Blackout de Gymshark. Escenifica la ropa negra sobre un fondo negro para que los productos sean apenas visibles.

"Todo diferente por una vez" fue también la estrategia de la marca sostenible Allbirds en 2020. Para la Black Week, no todo era más barato, sino que se trataba de una edición especial limitada de zapatillas que sólo podía adquirirse en exclusiva durante este periodo promocional. Además, los precios de recogida no se redujeron, sino que se aumentaron en 1 dólar estadounidense. Con la recaudación adicional, Allbirds apoyó el movimiento climático Fridays for Future.

Después del Black Friday…

Debido a la enorme presión publicitaria, los costes de los anuncios en las redes sociales aumentan enormemente para el Black Friday. Por lo tanto, las campañas que no giran en torno a esta ocasión deben detenerse definitivamente durante este periodo. Esto no sólo ahorra dinero, sino que también evita el despilfarro entre los consumidores que se centran mucho en los descuentos. Además, el uso de anuncios de oferta no es aconsejable durante este periodo. No todos los usuarios entienden cómo utilizarlos, por lo que el recorrido del cliente se prolonga innecesariamente.

No lo olvides: Después del Black Friday viene Navidad. Por tanto, las empresas no deben cometer el error de centrarse únicamente en las ventas. Es mucho más importante planificar durante la campaña del Black Friday cómo animar a los clientes a realizar más compras navideñas.

Este artículo ha sido escrito por Christian Schmidt, el director creativo de la agencia digital Interlutions, que fundó junto con Eric Meurers en 1999. En este puesto, ha desarrollado innumerables presencias de marca y campañas para clientes alemanes e internacionales. Interlutions trabaja en el sector de la moda para tigha, Preach, ic! berlin, Ulla Popken, unique, Laona, MyTheresa, y Daniels, entre otros.

Este artículo fue originalmente publicado en FashionUnited.DE, y traducido y editado al español por Veerle Versteeg.