You Nguyen de C&A: “La sostenibilidad no es una moda pasajera”

Es un hecho que la moda sostenible ha ido encontrando su hueco dentro de la industria. El impacto medioambiental que produce una producción masiva, así como un consumo vertiginoso por parte del público son algunas de las principales causas que hacen evidente la necesidad de un cambio de mentalidad. El pasado jueves, el gigante holandés C&A mostró su nueva colección en Madrid a través de una presentación europea y el Director de compras de LDIV Apparel (Ladies Divison Apparel), You Nguyen, habló con FashionUnited sobre la estrategia de sostenibilidad de la compañía y sus objetivos a medio y largo plazo.

Debido al volumen de negocio que mueven y el impacto que generan, en los últimos años las grandes cadenas de low cost han optado por llevar a cabo buenas prácticas medioambientales centradas en políticas de sostenibilidad y responsabilidad social. En 2010, por ejemplo, H&M se convirtió en la primera empresa de moda rápida que lanzó una línea de ropa sostenible gracias a Conscious Collection y hace tan solo un mes, el gigante de Inditex, Zara, estrenó su proyecto Join Life basado en una filosofía comprometida con el futuro medioambiental y que incluye una colección cápsula de veinte prendas confeccionadas con tejidos como el algodón orgánico, el Tencel.

You Nguyen de C&A: “La sostenibilidad no es una moda pasajera”

Por su parte, C&A se ha comprometido con la idea de una moda con un efecto positivo: “una moda confeccionada con materiales más sostenibles, con menos recursos naturales y que sea respetuosa con los animales; una moda que cierre el circuito de la producción de prendas para crear una economía circular en el sector textil”, tal y como versa su Informe sobre sostenibilidad global de 2015. Su línea de vaqueros sostenible es una de las más populares y uno de sus principales objetivos, ya que según Water Footprint Network, “pueden llegar a necesitarse más de 10,000 litros de agua para producir un kilo de algodón, y cerca de 8,000 litros para confeccionar unos vaqueros”.

La sostenibilidad sigue ganando terreno dentro del sector, ¿por qué crees que eso sucede? ¿Es una simple moda pasajera o algo más?

No creo que sea una mera moda pasajera. Quizás hace cinco u ocho años lo fuera, pero actualmente es una preocupación real. Los consumidores se preocupan por el legado medioambiental que van a dejar a futuras generaciones. C&A cree que la moda puede ayudar a cambiar positivamente nuestro futuro, así como ofrecer al comprador prendas sostenibles a buen precio. Cuando yo estudiaba moda, la sostenibilidad no formaba parte del programa, ¿por qué iba a ser necesario que un diseñador de moda aprendiera sobre sostenibilidad? Sin embargo, hoy en día es una parte fundamental de la formación de futuros diseñadores.

You Nguyen de C&A: “La sostenibilidad no es una moda pasajera”

Entonces, ¿los consumidores están más concienciados con el medio ambiente a la hora de comprar?

No creo que los consumidores cuando compran algo piensen que van a contribuir a reducir el calentamiento global, pero sí que saben que su elección puede tener un impacto positivo a medio o largo plazo.

¿Qué porcentaje de vuestra colección denim es sostenible?

Entre 35 por ciento y 40 por ciento. Cada temporada intentamos incluir más y más prendas sostenibles. De hecho, nuestra meta para el 2020 es que el 100 por ciento de algodón que usemos sea más sostenible y que el 67 por ciento de todas nuestras materias primas procedan de fuentes sostenibles.

You Nguyen de C&A: “La sostenibilidad no es una moda pasajera”

Debido a que su producción es altamente contaminante, ¿el tejido vaquero es uno de los principales objetivos de la marca?

Hace 10 años, C&A lanzó sus primeros productos fabricados con algodón orgánico y actualmente somos miembros fundadores de la iniciativa Organic Cotton Accelerator (OCA) para asentar un mercado próspero y estable del algodón orgánico. Además, trabajamos con partners muy concretos con una política de transparencia, que cuida tanto la plantación como la recolección y las condiciones laborales de sus trabajadores. No obstante, la producción de los vaqueros es el principal problema; por eso, estamos trabajando para reducir el impacto medioambiental y el consumo de agua en un 65 por ciento, así como la huella de carbono.

En 2015, Textile Exchange os declaró de nuevo el mayor comprador de algodón orgánico, ¿cómo os sentís al respecto? ¿Creéis que vuestro ejemplo ha animado a otras empresas textiles?

Debido al tamaño de C&A —la empresa vende a 2,5 millones de clientes diariamente—, esperamos que nuestro comportamiento responsable contribuya positivamente en la industria, y que otras compañías sigan nuestro ejemplo. Cuando trabajaba en Levi’s fuimos pioneros con la colección Levi’s® Water Less™, que reducía hasta un 96 por ciento el consumo de agua. Sin embargo, no todas las personas se pueden permitir comprar sus vaqueros, así que es difícil que el comprador medio cambie sus hábitos de consumo. En C&A, nuestro objetivo es ofrecer prendas de calidad a un precio accesible para poder llegar a más personas, y así poder cambiar y renovar la industria. Ese es nuestro cometido.

You Nguyen de C&A: “La sostenibilidad no es una moda pasajera”

¿Es más complejo o más costoso ser una empresa sostenible?

En cierto modo sí que lo es. Económicamente no tiene por qué ser más costoso, pero la producción sí que se convierte en un desafío. A la hora de la manufacturación, no nos podemos asociar con cualquier fábrica, ni podemos comprar el algodón en cualquier plantación. Debemos estar seguros de que se respeta el medio ambiente y se conservan los recursos naturales utilizando materias primas más sostenibles, entre otros.

Por último, ¿es importante encontrar el equilibrio entre diseño y sostenibilidad?

Totalmente. Una mujer o un hombre no se levantan por la mañana y compra unos vaqueros porque sean sostenibles, lo hacen porque se sienten atractivos con ellos o porque son bonitos. No puedes sacrificar el estilo por la sostenibilidad y creo que ese es el error que se estuvo cometiendo hace cuatro o cinco años. Aunque una prenda sea 100 por ciento sostenible, si no es suficientemente trendy o impactante, no va a interesar al consumidor. Actualmente, el reto reside en conseguir que un producto sea bonito y que siga las tendencias sin dejar la sostenibilidad de lado.

Fotos: C&A

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO