La casa Versace ha anunciado una importante estrategia de desarrollo en el territorio chino donde instalará 12 tiendas en el correr del año 2007. La decisión se sustenta en el éxito experimentado tras la apertura de las primeras cinco boutiques en Hong Kong, Pekín y Shangai.

El presidente de la firma, Gianni Di Risio ha señalado que "China presenta un fuerte potencial de crecimiento en el mercado del lujo" y que esta nueva estrategia posiciona a Versace como una de las marcas más importantes del sector. Donatella Versace, que es vicepresidenta de la compañía, confía por su parte en que los diseños de su empresa se ajustarán a los gustos de los chinos ricos y modernos.

La firma redujo sus pérdidas a 5.5 millones de euros en el 2005. Un año antes, las pérdidas eran de 95 millones. La compañía espera que este año sus ventas ronden los 270 millones de euros.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO