El problema de las tallas no uniformes ha sido una de las cuestiones importantes a la hora de la lucha contra los trastornos alimenticios. Las asociaciones de creadores de moda, la ministra de Sanidad, y las empresas más grandes del panorama nacional como Inditex, Mango o El Corte Inglés han firmado un acuerdo en el que se comprometen a unificar las tallas de sus prendas. Además, las etiquetas de las prendas ofrecerían al consumidor la medida específica de las partes del cuerpo para cada talla. Como parte complementaria a este acuerdo los maniquíes utilizados por las tiendas tendrán, como mínimo, de la talla 38.

Para poder llevar a cabo este acuerdo, el Instituto Nacional de Consumo destinará un millón de euros para un estudio entre mujeres de distintas edades y procedencias para conseguir las medidas más adecuadas y obtener un nuevo patronaje para este mismo año.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO