Un final con espíritu rebelde

La libertad, la rebeldía y la independencia de los jóvenes británicos fue el común denominador de los dos últimos desfiles de la cuarta edición de MFSHOW MEN, Altona Dock y Hominem by El Corte Inglés. “Lo que van a ver no es fruto de su imaginación. Es pura magia”. Una voz en off anuncia el comienzo de Altona Dock a los asistentes y una hilera de wild youngs comienzan a desfilar. “Esta colección está inspirada en un movimiento que surge en los años 50 denominado Cafe Racer. En un principio estos jóvenes eran los rockers de la época, que customizaban sus motocicletas y hacían carreras de café en café. Jóvenes que tenían una forma de vivir un tanto especial, se sentían libres, eran fieles a una filosofía de vida”, nos explica su creador, Ángel Ortega. Ese mantra es el que transmitió anoche la nueva colección Otoño/Invierno 2015-2016 de la marca masculina.

Para soportar las inclemencias del tiempo, Altona Dock presentó “una colección llena de color y texturas, tejidos técnicos, tejidos personalizados, lanas (lambswool), algunas mezclas con alpaca y algodones perchados muy lavados”, comenta Ángel Ortega a FashionUnited. La próxima temporada nos esperan superposiciones de prendas, jerséis con estampados geométricos, grandes franjas o coderas, camisas de cuadros atadas a la cintura, originales ponchos y acolchados abrigos sobre los hombros como ya defendieron las it girls en su momento. Una propuesta informal y desenfadada para un hombre que no cree en las normas establecidas, tanto es el caso, que un motorista irrumpió en la pasarela del Teatro Circo Price para clausurar el desfile. Un estilo de vida que comparte su director creativo, “Altona Dock nace de una aventura, de un momento salvaje e irracional en mi interior que me hizo romper con un tipo de vida para dar un giro de 180º, este es el espíritu de que quiero transmitir en cada una de mis creaciones”.

Un final con espíritu rebelde

El equipo de Hominem también eligió como fuente de inspiración el Londres de los años 50 y los 60. Pero, en este caso, los wild youngs son sustituidos por sus eternos rivales: los mods. Jóvenes apasionados por el modern jazz, el pop art, las scooters y la Nouvelle Vage. Una tribu urbana que se alcanzó el rango de subcultura y que se le reconocía por su clara indumentaria. Trajes de líneas limpias, camisas y polos entallados, jerséis de cuello cisne o redondo y americanas de tres botones. Aunque el protagonismo se lo llevaron las confortables prendas exteriores como abrigos, cazadoras y la inconfundible parka del ejército americano (también conocida como mod coat), encargada de cerrar el desfile. Una colección basada “en la importancia del buen vestir, líneas minimalistas y muy depuradas, imprescindibles en cualquier armario”, tal como detalla el equipo de la firma masculina. Un invierno lleno de complementos como sombreros, botas y mocasines con cordones, chapas y tirantes. Detalles pensados para “un hombre que sigue las tendencias y le gusta transmitir su inquietud por la moda”.

Un final con espíritu rebelde

Un final de la MFSHOW MEN influido por el espíritu rebelde y el papel fundamental de la moda como estilo de vida. Como anunciaba Altona Dock en su desfile, You didn't buy your lifestyle.

Fotos: MFSHOW MEN by El Corte Inglés

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO