La decisión de la Comunidad de Madrid de prohibir el desfile a las modelos extremadamente delgadas está teniendo un amplio eco en toda Europa. Según varios modistos españoles, la medida ha abierto una nueva era en la Pasarela Cibeles que se inició el lunes pasado con un gran número de maniquís desconocidas.

Desde Milán, la alcaldesa Letizia Moratti manifestó su interés hacia la medida. En declaraciones publicadas en el diario El País dijo: "no me gustan las prohibiciones, pero si no se encuentra una solución madura al problema tomaremos medidas nosotros también". En el Reino Unido, la ministra de Cultura, Tessa Jowell, ha aplaudido la decisión y ha exhortado a la London Fashion Week seguir el ejemplo de Cibeles. Además varios diarios han entrado en la dialéctica sobre las tallas que deben exhibirse en las pasarelas. La polémica se ha extendido a foros de Internet y publicaciones dirigidas a mujeres.

"Es positivo que se hable de esto, porque es fundamental que la tendencia se extienda, incluyendo otras pasarelas, las revistas, o el mundo de la publicidad", comentó Concha Guerra, viceconsejera de Economía de la Comunidad de Madrid -la consejería responsable de la Pasarela Cibeles-. Sin embargo, no todos en el sector ven con buenos ojos la iniciativa que exige, por ejemplo, a una modelo de 1,70 metros pesar al menos 50 kilos. "Ocurre que hay algunas modelos que prefieren no someterse al control. Algo absolutamente respetable", observó Guerra.

Si bien la Asociación de Agencias de Modelos de España (AME) felicitó a la Administración por ser éste "el primer país que establece normas para las pasarelas" en materia de delgadez, las modelos más acreditadas que desfilan habitualmente en la Pasarela Cibeles se han negado a someterse a la prueba establecida por la organización. Este pronunciamiento se produce después de que Cibeles limitara la participación de modelos con aspecto poco saludable o de extrema delgadez, siguiendo la estela iniciada por Passarel·la Barcelona y que la Setmana de la Moda de Valencia también ha copiado. Las modelos que han rechazado pasar por la báscula, lo consideran indignante, según revelan fuentes cercanas a la organización, lo que supondrá que Cibeles "abrirá una nueva era", con maniquís desconocidas, señalan varios modistos. Entre estos, las posiciones están divididas. Los más renombrados, agrupados en la Asociación de Creadores de Moda de España emitieron un comunicado en el que saludaban positivamente la decisión adoptada por la Comunidad de Madrid. Otros confesaron su sorpresa y llegaron a calificar la medida de disparatada porque, de entrada, puede interferir en las colecciones en las que han estado trabajando. Estas manifestaciones llegan después de que Pasarela Cibeles rechazara a un 30 por ciento de las modelos que desfilaron en la pasada edición. En el último casting realizado el pasado fin de semana fueron rechazadas otras cinco modelos.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO