• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Romper los esquemas binarios: la próxima frontera del mundo de la moda

Romper los esquemas binarios: la próxima frontera del mundo de la moda

Por Guest Contributor

12 abr 2022

Moda

Gucci FW 22/23 | IMAXtree.com

A lo largo del último siglo, los hitos en materia de equidad e inclusión liderados por figuras de los movimientos feministas y de liberación queer han hecho que gran parte de la sociedad entienda que el género es un espectro dentro del que cada individuo autodesigna su identidad y no categorías universales y fijas. Y es que cada día más personas se identifican como no binarias, transexuales o transgénero, entre otras.

Cabe señalar que, si bien las reivindicaciones del colectivo queer está consiguiendo ahora la aceptación de la sociedad en general, las personas no conformes con el género fueron en su día ampliamente veneradas por culturas de todo el mundo durante milenios, por lo que la sociedad occidental contemporánea sólo está poniéndose al día.

Fashion Snoops es una agencia de prescripción de tendencias globales que ayuda a las principales marcas de todo el mundo a impulsar la innovación y el crecimiento. Este informe sobre las prendas de vestir inclusivas en cuanto al género ha sido redactado por Danny Goldstein, estratega de ropa para mujer de FS, y Nico Gavino, analista de cultura y conocimientos del consumidor de FS.

Para la generación actual, las redes sociales, como Tik Tok, desempeñan un papel decisivo a la hora de encontrar tanto una comunidad como nuevos caminos en un mundo históricamente diseñado para identidades perfectamente clasificadas. Un personaje clave de la moda, el aclamado escritor y orador público, ALOK, creó en torno al movimiento #DeGenderFashion, destinado a deconstruir las normas de género de la industria de la moda, una comunidad de la que muchas personas se sentían parte valiéndose precisamente las plataformas digitales. En respuesta a los esfuerzos realizados por el colectivo y la visibilización extra que le proporcionan figuras influyentes, la industria de la moda está desarrollando líneas de productos inclusivas diseñadas y comercializadas para que cualquiera pueda llevarlas y sentirse bien. Aunque muchas de estas colecciones han recurrido a menudo a siluetas anchas y sin forma en colores neutros que recuerdan principalmente a los estilos masculinos, abrazar una fluidez que combine cualquier expresión de género es vital para el avance de este movimiento.

En este artículo, buscamos profundizar en los cambios e innovaciones actuales que están impulsando el futuro de la ropa inclusiva en cuanto a género y consolidándose como un nuevo estándar de la industria con un claro impacto en las pasarelas, las tiendas, el diseño, la accesibilidad y la sostenibilidad.

Las puertas de la pasarela están abiertas

En los últimos años, las estrategias tradicionales de las pasarelas han pasado de ser una experiencia exclusiva a una que se abre a todo el mundo. Este enfoque contemporáneo se debe, en parte, al impacto de las redes sociales en el espíritu cultural general, ya que los espectáculos transmitidos en directo y los looks de pasarela publicados en tiempo real se han convertido en la norma. Esto ha democratizado el consumo de la moda y ha dado lugar a nuevas perspectivas que han transformado la pasarela tradicional, hacia un escenario que respalda la autodeterminación individual del género.

En 2020, el Consejo Británico de la Moda anunció que la Semana de la Moda de Londres pasaría oficialmente a ser una plataforma inclusiva en cuanto al género, cuando empezó a combinar los desfiles físicos con las presentaciones digitales y a presentar las colecciones de ropa de mujer junto a las de hombre. Ahora, más que nunca, las casas de lujo y las marcas emergentes presentan modelos transgénero y no binarios, modelos cisgénero y cuerpos de todas las formas y tamaños sobre la pasarela. Esto pone en primer plano la necesidad de llevar a cabo una representación adecuada de las comunidades marginadas para ser reflejo de nuestra diversa realidad.

Collina Strada FW22/23 | IMAXtree.com

Durante la última temporada de la pasarela femenina Otoño/Invierno 22/23, Aaron Rose Philip, modelo negra, discapacitada y mujer trans, desfiló para Collina Strada, una marca fundada sobre los valores de la concienciación y las cuestiones sociales. También Hunter Schafer, estrella de "Euphoria" y mujer trans, cerró el desfile de Prada con una camiseta blanca de tirantes —prenda tradicionalmente masculina que esta temporada se ha reinterpretado en muchas pasarelas, con claros guiños a la comunidad queer— sobre una delicada falda midi bordada. Por su parte Coperni dio forma a un minivestido a partir de corbatas de traje recicladas, otra muestra de diseño progresista que resalta cómo los diseñadores de ropa de mujer están creando nuevas narrativas al reutilizar artículos masculinos con giros frescos y modernos. Con la presencia del diseñador de Alta Costura Harris Reed, género fluido, en la portada de abril de 2022 de Harper's Bazaar UK, el renacimiento de la industria parece estar definitivamente en marcha.

Prada FW 22/23 | IMAXtree.com

Comercio minorista: Compra en un espacio compartido

Los diseños de las tiendas de toda la vida se han caracterizado durante mucho tiempo por contar con secciones femeninas y masculinas claramente delimitadas. Desde el surtido de productos disponibles hasta la forma en que se comercializan y se estilizan en los maniquíes, existe una clara delimitación de qué es para quién, una línea casi invisible que hasta ahora no se podía cruzar. Día a día, los diseños de las tiendas físicas y los entornos de compra digitales se están actualizando para superar las estrategias de comercialización de género con el fin de crear un entorno de compra cómodo para todas las identidades y formas de expresión.

Gucci FW 22/23 | IMAXtree.com

Entre los primeros en adoptar conceptos de comercio inclusivo de género, el minorista londinense Selfridges lanzó en 2015 una experiencia sin género en la tienda titulada "Agender", que organizaba los productos por color, artículo, talla y estilo en lugar de por género, una táctica de comercialización que todavía sirve como modelo. En 2020, Adidas abrió una nueva tienda en Londres en la que reinventó su modelo clásico de venta al por menor con productos organizados en función del deporte para el que fueron diseñados en lugar de por su género. La casa de moda Gucci, propiedad de Kering, lanzó en 2020 Gucci Mx, una sección de compras para todos los géneros en su sitio de comercio electrónico que presenta una selección curada de piezas fluidas estilizadas en modelos de todas las identidades y expresiones de género.

Además, la compra en línea ofrece a los clientes el espacio para buscar libremente los artículos que les resulten más naturales, sin temor a los juicios externos. SSENSE, el minorista online multimarca de alta gama, comercializa estratégicamente ropa de hombre en su sección de ropa de mujer y viceversa, con el objetivo de atraer a todas las identidades de género de los clientes. En 2021, lanzaron SSENSE KIDS, un nuevo departamento de ropa, accesorios y calzado para niños que incluye el género, así como colecciones cápsula diseñadas en colaboración con marcas como Collina Strada, Museum of Peace & Quiet y Acne Studios.

Diseño: Revisar y reconstruir

Actualmente el diseño de moda predominante aún no es accesible para todos, pues se fundamenta en las diferencias normativas de las siluetas de cada género de las prendas de vestir, lo que dificulta a muchas personas encontrar ropa que reafirme su identidad, lo que puede alimentar aún más la disforia corporal y de género.

Sin embargo, algunas marcas LGBTQ+ y propiedad de mujeres parecen haber encontrado la fórmula, posicionándose como pioneras en el panorama del diseño inclusivo respecto al género durante años. Por ejemplo, desde 2013, la marca TomboyX ha diseñado prendas íntimas, de vestir y de deporte para todas las tallas e identidades. Su ropa adaptada para clientes trans también ofrece amplias opciones de tallas que van hasta la 6X.

Las nuevas generaciones de estudiantes de diseño, así como las marcas emergentes, buscan cada vez más replantear el futuro del diseño para dirigirse a todos los usuarios, independientemente de su género. La marca No Sesso, con sede en Los Ángeles, que en italiano significa "sin sexo/sin género", lleva la inclusión en su ADN y proceso de diseño. Su misión es empoderar a las personas de cualquier color, forma e identidad creando piezas usables por todos. En 2019, la fundadora y diseñadora principal Pierre Davis mostró su primera colección No Sesso en la Semana de la Moda de Nueva York, convirtiéndose en la primera diseñadora negra y trans en el calendario oficial del Consejo de Diseñadores de Moda de América. Por otro lado, la diseñadora finlandesa, Ella Boucht crea prendas a medida centradas en las personas no binarias, trans y de género fluido pues desde que ella era estudiante, ha tratado de desafiar las normas de género combinando métodos de patronaje de ropa de mujer y de hombre.

No Sesso FW 22/23 | IMAXtree.com

El pensamiento binario tradicional ha influido en siglos de diseño, inhibiendo no sólo la inclusión, sino el potencial de innovación y novedad que los diseñadores y las marcas pueden seguir ofreciendo. Al diseñar sin dejarse influir por estos binarios, las marcas pueden integrar los matices de ajuste específicos que se requieren, y proporcionar además prendas con la flexibilidad que necesitan las personas trans y de género diverso.

Una solución sostenible

Además del papel de afirmación de la identidad que la ropa de género puede desempeñar para los consumidores, también es una solución potencial para construir una industria de la moda más sostenible. En un sentido amplio, las líneas de ropa que integran la perspectiva de género ofrecen a las marcas la posibilidad de producir menos y servir a un mercado más amplio de consumidores, reduciendo así los residuos.

Aún así, encontrar la talla y el ajuste adecuados sigue siendo un obstáculo clave para los consumidores que buscan comprar fuera de los departamentos de género, y las prendas que no se ajustan bien a cada cuerpo representan un porcentaje significativo de las devoluciones de ropa. Diseñando prendas más ajustables y líneas que incluyan tallas para todas las identidades, las marcas pueden reducir las devoluciones y, a su vez, disminuir su huella de carbono. Además, las líneas inclusivas con respecto al género también tienen el potencial de promover una economía de intercambio en la que las prendas se sucedan entre los usuarios de diferentes identidades de género, facilitando la reutilización, y ampliando aún más el ciclo de vida de las prendas. Un gran ejemplo de ello es la aplicación de compra móvil y mercado entre iguales Depop, un sistema de circuito cerrado y una comunidad que ofrece un conjunto diverso de vendedores y compradores de artículos de segunda mano para conversar y apoyarse mutuamente. La herramienta de búsqueda de la aplicación permite a la comunidad LGBTQ+ encontrar artículos fuera de sus categorías de género.

Ludovic de Saint Sernin FW 22/23 | IMAXtree.com

Las marcas dirigidas al consumidor, como Big Bud Press y Older Brother, también combinan cada vez más la sostenibilidad con la inclusión del género en sus prendas. El diseñador francés Ludovic de Saint Sernin, por ejemplo, llevó el diseño inclusivo de género a la pasarela masculina, manteniendo al mismo tiempo sus principios de diseño sostenible. Este diseñador, que recibió un premio Woolmark por la trazabilidad de sus prendas, desafía el dominio de la ropa de trabajo en el espacio de la moda sostenible con una estética sexy y minimalista.

Desde los diseñadores de la pasarela hasta las marcas de comercio electrónico de venta directa al consumidor, existe un gran potencial para la evolución de la ropa con inclusión de género en la creación de un futuro sostenible y equitativo para todos, más allá de las celebraciones mundiales del Orgullo. Mientras la industria de la moda sigue enfrentándose a problemas de dificultades económicas, falta de recursos, así como a un calendario demasiado rápido que da lugar a una sobreproducción, la ropa de género puede contribuir a una solución que la industria necesita adoptando un enfoque lento y liderando con compasión, comunidad e inclusión.

Este artículo fue publicado originalmente en FashionUnited.UK, y posteriormente traducido del inglés al español y editado por Alicia Reyes Sarmiento.

FASHION SNOOPS
Genderless
INCLUSIÓN Y DIVERSIDAD
TENDENCIAS