• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Retos y ventajas de aplicar a una escuela de diseño durante una pandemia

Moda

Retos y ventajas de aplicar a una escuela de diseño durante una pandemia

Por Joshua Williams

18 dic. 2020

Durante este año, las escuelas de diseño de moda se han visto forzadas a repensar la manera en la que educan a sus estudiantes y los preparan para sus futuros trabajos. Las escuelas han realizado un esfuerzo monumental, cuando hay tanto acerca de Covid-19 que aún se desconoce, para planear para los futuros años académicos, un reto que ha sido bastante complicado. Además, con un cambio repentino a educación en línea y un enfoque en racismo sistémico en el plan de estudios de moda, los educadores están cambiando los modelos de educación que han estado vigentes durante décadas, especialmente en cuanto al aprendizaje con enfoque occidental.

Y mientras las instituciones lidian con estos cambios, estudiantes potenciales de diseño de moda se preguntan cómo, o incluso si esas problemáticas pueden cambiar los procesos de inscripción. De acuerdo con Susanna Moyer, profesora en el programa de licenciatura de Diseño de Moda en Parsons School of Design y consultora en educación en la Ciudad de Nueva York, “algunas escuelas y universidades estarán buscando estudiantes que puedan conectar con problemas globales, siendo la inclusividad uno de ellos”. Susanna enfatiza que “los estudiantes que lleven innovación y pensamiento crítico a esas problemáticas a través de su proceso creativo serán los candidatos más atractivos para estas instituciones”.

¿Prefieres escuchar? El podcast completo sobre esta conversación con Susanna Moyer se puede encontrar aquí.

Específicamente las escuelas de moda están buscando cada vez más estudiantes que demuestren aptitud y conocimiento en tecnologías emergentes. Susanna explica que “la tecnología está siendo utilizada tanto en el ambiente escolar como en el profesional. Es por ello que es realmente importante que los estudiantes entiendan de herramientas como tecnología 3D, incluyendo Clo3D”.

Aunque no se espera que un estudiante nuevo aprenda una plataforma compleja de software como Clo3D, saber de qué se trata, cómo funciona y cómo cambia el proceso de diseño es de gran ayuda. Esto es especialmente cierto cuando actualmente gran parte del aprendizaje se está realizando en línea.

Al mismo tiempo, Susanna enfatiza en que la clave de un portafolio exitoso realmente no ha cambiado. Ella explica: “Aún es importante que los estudiantes muestren una presentación clara, diversa y con una dirección enfocada. Todos los elementos, incluyendo diseños en un moodboard y una base técnica necesitan estar bien pensados y ejecutados para que la historia de la colección sea comprensible al espectador”. Ella también recomienda que los estudiantes creen un diario de diseño para documentar el proceso y poder incluirlo, si es necesario, en su aplicación.

“Los estudiantes que entiendan el rol potencial de un diseñador a gran escala sobresaldrán en su aplicación, siempre y cuando ésta sea auténtica”, dice Susanna. Esto incluye aprender todo lo posible antes de entrar a la escuela. Finalmente, ella le pone un reto a los nuevos estudiantes: “ser originales y creer en algo”. Al respecto, ella cita a Oscar Wilde con esta frase: “sé tú mismo, todos los demás ya han sido tomados”.

Parte de la ecuación para cualquier nuevo estudiante es si la escuela de diseño de moda es adecuada para ellos o incluso si hay futuro en la moda. Después de todo, el mundo está cambiando precipitadamente y su efecto en la moda es obvio. Sin embargo, Susanna cree que con el cambio hay oportunidades para los estudiantes. “Los mercados en expansión y las especializaciones que están surgiendo con el cambio en las reglas sociales que se rompen todos los días significan oportunidades. La moda sin género es un ejemplo, así como las prácticas éticas y sostenibles que se están convirtiendo en tendencias cada vez más fuertes entre los consumidores”, dice Susanna.

Con todo cambio viene una oportunidad y la educación debe preparar a los estudiantes a estar listos para estas nuevas oportunidades, a estar listos para idear, innovar e implementar. Susanna lo resume de esta manera: “Elige una escuela o un programa que se alinee con tus valores y con tus metas y que te de un espacio seguro para aprender a través del proceso e incluso a través de los fracasos”.