El 2006 es un buen año para las firmas de calzado deportivo, que gracias a la fiebre del mundial han tenido incrementos en sus beneficios. Puma ha conseguido un incremento de 93 millones de euros en el primer trimestre de este año. Estos resultados son un 2.5 por ciento mejores que en el año anterior y bastante por encima de lo que la firma estimaba. Las previsiones de la propia empresa han resultado equivocadas, ya que esperaban una caída del beneficio de entre un diez y un quince por ciento.

La facturación ha aumentado un 29,5 por ciento y llega ya a los 643 millones de euros. Su evolución en las ventas de ropa y accesorios, con un incremento del 19.1 por ciento y casi un 20 por ciento respectivamente, han hecho que estos resultados sean posibles. Los beneficios brutos se mantienen por encima del 52 por ciento, y aunque es mejor de lo esperado es algo peor que el beneficio del 53.4 por ciento que obtuvo la firma el año pasado. Aún así los resultados totales han sido beneficiosos e inesperados para la compañía.

Con el impulso que ha generado el Mundial de Fútbol, la compañía esperaba incrementar sus ventas en un 30 por cien y esta predicción también ha subido hasta el 35 por cien gracias al tirón que ha tenido Puma desde principios de año.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO