La plantilla de trabajadores de la fábrica de Myrurgia del Grupo Puig en Sant Just Desvern (Barcelona) ha decidido aceptar el principio de acuerdo alcanzado con la dirección que implicará el cierre de la planta a mediados de este año. El pacto al que se llegó tras la primera jornada de huelga de las cinco que estaban programadas por los sindicatos, prevé la recolocación de 133 empleados -el 78 por ciento de la plantilla- en otras instalaciones del grupo situadas en Cataluña.

Aquellos que decidan trasladarse a Madrid, donde se concentrará la producción de Myrurgia, contarán con incentivos como el pago de 300 euros para alquiler durante dos años, una prima de 3,5 mensualidades, 6.000 euros y diez días de vacaciones adicionales para realizar el traslado. El cierre de la planta de Sant Just Desvern de debe a que el grupo trasladará su producción a las instalaciones más grandes y modernas situadas en Alcalá de Henares (Madrid) bajo la marca Gal, con 34 mil metros cuadrados y unos 160 trabajadores.

La empresa que se encuentra en pleno proceso de reestructuración, tiene en la actualidad cinco fábricas en Europa (cuatro en España y una en Francia) y dos en México (de la marca Gal y de perfumes selectos) y suma 5.000 trabajadores. El objetivo de la firma es concentrarse en el negocio de los perfumes y reducir su presencia en otras líneas menos rentables como la de la moda o los productos de higiene.

 

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO