La tercera edición de la Pasarela Barcelona, que se inicio ayer en el Barcelona Teatre Musical, será la última que presida Josep Maria Donat y cuenta con la aportación de la Generalitat de 1.250 euros, cifra lejana a los 2.412 euros que destinó el gobierno el año pasado. En la rueda de prensa que tuvo lugar el lunes para presentar el acto, Donat anunció que deja la pasarela porque la preparación del evento "requiere muchas horas de trabajo y no sería justo que yo no le dedicase lo que se merece", dijo. Sin embargo se mantendrá al frente de la Asociación de Diseñadores Gaudí.

La pasarela que se extenderá hasta el Jueves 18, espera recibir la asistencia de 18 mil personas. Esta podría ser además la última edición que cuente con aporte de dinero público. "Este año hemos apoyado la Pasarela Barcelona para que no hubiese un efecto negativo", explicó el secretario del departamento de Comercio y Turismo, Emili Valdero. Sin embargo, aseguró que "la voluntad de mi Conselleria es continuar la política de (Josep) Huguet de ir reduciendo la participación pública en la pasarela para conseguir que se acabe financiando con dinero privado", dijo.

De hecho, desde el cierre de la Pasarela Gaudí, este es el último de los dos años que se dieron de plazo a la organización del evento para efectuar contactos con los sectores y empresas interesadas en patrocinarla. La reorientación que propone el departamento de Comercio y Turismo para el sector de la moda es apoyar la internacionalización de todos los diseñadores jóvenes que no estén integrados en una gran marca y que tengan su centro de operaciones en Cataluña. En este sentido, Valdero adelantó que durante la primera quincena de Febrero presentarán un proyecto de apoyo a jóvenes talentos.

También se planea, aunque a más largo plazo, crear una escuela pública de moda, entre otras iniciativas. A la vez, se está creando una nueva asociación de diseñadores afines a este nuevo proyecto y de la que forman parte, entre otros, Txell Miras, Giménez&Zuazo, José Castro, Lucía Blanco, y otros que estuvieron presentes en el showroom de París. La novedad de esta III edición de la Pasarela Barcelona es el traslado del evento al Barcelona Teatre Musical (BTM), mientras que el primer año se celebró en el Palau Sant Jordi y el segundo fue en el Fórum porque el Bread & Butter copó en aquellas mismas fechas la Fira de Barcelona.

El cierre de esta tercera edición estará a cargo del diseñador Custo Barcelona con el desfile que realizará el jueves en el Espacio Movistar.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO