Paloma Suárez y la cultura del esfuerzo

“Tiene que haber algo muy especial acerca de los límites del universo. ¿Y qué es más especial que el hecho de que no haya límites? (...) No importa lo difícil que pueda parecer la vida. Siempre hay algo que puedas hacer y tener éxito. Mientras haya vida, habrá esperanza.” Este fragmento de la película “La teoría del todo” se ha convertido en el mantra de Paloma Suárez. No solamente de su propia colección Impossible, sino de su forma de vida. Optimista y luchadora, la joven diseñadora estudiante de ESNE, Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología nos demuestra que el trabajo duro siempre tiene resultado.

El noviembre del año pasado ganaste el premio Jovencísimo Talento de la Comunidad de Madrid con tu colección “Diamond”, háblanos de ella.

Se trata de una colección experimental en la que quería transmitir que las personas cuando nacemos somos como un diamante en bruto. Somos seres puros que todavía tienen una vida entera por descubrir. No obstante, la sociedad, por cómo está conformada, nos obliga a esconder nuestro verdadero yo por miedo al qué dirán. “Diamond” es una crítica a esta situación en la que el día a día nos sentimos influenciados por prejuicios y circunstancias que nos perjudican. La idea final es que no tengamos miedo de deslumbrar a los demás y de mostrar nuestro talento.

Con 14 años ya emprendiste tu propia marca homónima, ¿cómo sucedió?

Con 12 años, las zapatillas estaban muy de moda pero siempre me mostraba reacia a llevar las zapatillas que todo el mundo llevaba. Desde siempre me gustó pintar y mi madre me animó a pintar mis propias zapatillas. Un día en clase de coro, una compañera le gustó mi diseño y le pinté otras. La demanda que se generó a partir de entonces me obligó a registrar mi propia marca con 14 años y así poder vender mis creaciones. No solo en España sino que también a otros países como Francia, Italia, Inglaterra, Argentina y Venezuela.

Paloma Suárez y la cultura del esfuerzo¿Cuál crees que es el secreto para triunfar y conectar con el público?

Creo que es vital tener una visión comercial. Además de tener looks más creativos que puedan aparecer en un editorial, yo necesito conectar con el público y que mis prendas se puedan vender. Al final, el éxito de mi marca se debe a que genero productos visualmente potentes en cuanto a diseño pero adaptadas a prendas prácticas. Es una manera de relajar el concepto que tenemos de moda y adaptarnos a lo que pide la calle.

¿Cómo puede competir una firma como Paloma Suárez con la moda low cost?

Sinceramente el fast fashion nos ha hecho mucho daño a los diseñadores. El público puede conseguir diseños bonitos y baratos, con lo que no podemos competir. Al final, el modo de enfrentarnos a ellos es ofrecer productos con precios competitivos, aunque eso signifique llevarme menor margen. Depende de la mentalidad de cada uno, pero yo prefiero vender mucho por menos dinero que vender una sola prenda muy cara. A día de hoy, en mi marca podemos encontrar camisetas por 20 euros hasta las prendas pintadas a mano que han desfilado en pasarela por 150 euros.

Por último, ¿cuál ha sido la inspiración de tu nueva colección que ha desfilado en MBFWM?

Como era mi primera colección para MBFWM, he vuelto a mis inicios y me he inspirado en la idea original de mi antigua colección “Diamonds”. Quería plasmar que nada es imposible si luchas por ello. En mi caso, como empecé con 12 años pintando a mano, he querido desfilar con prendas pintadas también por mí. Además de los estampados pictóricos, he incluido una serie de mensajes optimistas, cuyo leitmotiv es demostrar que puedes conseguir todo lo que quieres si realmente luchas por sus objetivos.

Paloma Suárez y la cultura del esfuerzo

Fotos: Paloma Suárez y Ugo Camera

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO