El Defensor del Menor de la Comunidad Autónoma de Madrid, Arturo Canalda, pedirá que se retire un anuncio de la campaña publicitaria de Armani Junior Girl que presenta a dos niñas de rasgos orientales, una de ellas en bikini. Según Canalda, la imagen está "al límite" de la legalidad en publicidad de menores" y "juega al límite de la incitación al turismo sexual".

En el anuncio de la campaña Primavera/Verano 2007, de la línea de ropa destinada a niñas de entre 5 y 15 años, posan dos niñas de unos ocho años cogidas de los hombros. Una tiene rasgos orientales, lleva dos trenzas, camisa blanca y vaqueros. La otra aparece con un biquini y unas bermudas. "No considero normal que dos niñas tan pequeñas aparezcan con los labios pintados", dijo Canalda. La imagen es en blanco y negro y las menores "visten ropa de adultos, lo que es aún más duro", agregó.

La oficina del Defensor, que recibió llamadas de queja por este asunto, envió ayer lunes una carta a la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial para que la industria determine si el anuncio "es apropiado o no".

Según explicó el delegado de esta oficina que cuida los intereses de los menores de edad, los niños sólo pueden salir en anuncios relacionados con productos destinados a la infancia y, en el caso de la imagen de la firma italiana, "no queda claro que esté dirigido a niños".

No es la primera campaña polémica de una marca de moda en el último mes. En Febrero, otra firma italiana, Dolce & Gabbana decidió retirar un anuncio de su colección para hombre, a raíz del pedido del Instituto de la Mujer que consideró que la imagen incitaba a la violencia contra el sexo femenino.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO