Roberto Verino ha reabierto su tienda situada en Paseo de Gracia en Barcelona con la nueva imagen que la firma ha pensado otorgar a sus establecimientos. La tienda tiene 300 metros cuadrados de superficie distribuidos en dos plantas, donde los clientes pueden encontrar las colecciones para hombre, mujer y complementos de la firma. Esta tienda se convierte en una de las tres (además de Serrano en Madrid y Pau Casals en Barcelona) que vuelven a ejercer como modelos del nuevo concepto de interiorismo creado por la firma.

Este nuevo espacio es creación del modisto en colaboración con el arquitecto José Villacé. Este nuevo espacio destaca por su accesibilidad y funcionalidad. La tienda se caracteriza por piedra negra en el suelo y colores neutros en las paredes, con muebles de madera lacada en negro para mostrar las colecciones.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO