• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Nike se abre al metaverso y venderá ropa y calzado virtual

Nike se abre al metaverso y venderá ropa y calzado virtual

Por Jaime Martinez

3 nov. 2021

Moda

Photo Credits: Nike, fotografía de archivo.

A medida que los e-sports habían venido siguiendo ganando nuevos adeptos, no eran pocas las firmas de moda que se decidían a ampliar sus horizontes y llevar sus exitosos modelos de negocio también al universo digital, mediante el desarrollo de piezas virtuales exclusivamente disponibles para los avatares de plataformas y videojuegos tan conocidos como Los Sims 4, Honour of Kings, Animal Crossing, Zepeto, Blankos Block Party o Fortnite. Una nueva variante completamente digital de la moda, que ha venido acompañada de una auténtica explosión de diseñadores y empresas, como DressX, especializadas únicamente en el desarrollo de una moda digital, solamente a nuestro alcance a través de una lente y para dentro de un entorno virtual. Una perspectiva disruptiva del negocio de la moda, que parece haberse decidido a abrazar la multinacional y compañía líder en el sector de la moda deportiva Nike.

Después de haber venido trabajando desde hace ya varios años en acciones similares a las descritas, con por ejemplo sus colaboraciones junto a EA Sports o Fortnite, ahora Nike acaba de presentar hasta 7 propuestas diferentes de registro para sus distintas marcas y logotipos. Todas ellas presentadas entre los pasados días 27 y 28 de octubre de 2021 ante la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO), con el objetivo compartido de convertirlas en marcas registradas para la comercialización de una amplia categoría de artículos en los medios digitales. Una medida que no podemos olvidar que la multinacional deportiva se ha decidido a formalizar, después de que la ya extinta Facebook, la compañía de redes sociales más grande del mundo, decidiese cambiar su nombre oficial por el de “Meta”, dejando a Facebook como únicamente la marca de una de sus principales plataformas.

Con esta acción, la compañía de Mark Zuckerberg no hace más que blindar a la plataforma origen del Grupo de la mala prensa de la que la compañía, en todo su conjunto, venía siendo objeto durante estos últimos años, y de manera especial durante estos últimos meses. Sirviendo así mismo la elección del nombre, destacaba hace escasamente unas semanas el propio Zucberberg, como muestra de la decidida apuesta que la compañía dará al desarrollo del denominado como “metaverso”. Un universo de interacción virtual que podría comprender el desarrollo de tecnologías nunca vistas, que ya han intentado y vienen intentando desarrollar otros grupos más allá de “Meta”, y para el que al parecer Nike ya se está preparando de cara a la posible y pronta expansión, de un entorno cuya consolidación, de darse finalmente, llegaría a suponer una revolución en la manera de interactuar que iría mucho más allá de la ocurrida con la generalización del uso de los teléfonos inteligentes y de las redes sociales.

Comercialización y venta de artículos para entornos virtuales

En el caso concreto de Nike, las 7 solicitudes de registro de marca presentadas por la compañía de Beaverton hacen referencia a los registros de la marca Nike, de su “Swoosh”, del lema “Just Do It”, del logotipo con el nombre de Nike junto a su “Swoosh” y de las marcas Jordan y Air Jordan y su logotipo “Jumpman”, para disponer de la posibilidad de ofrecer servicios digitales de la Clase IC 009, IC 035 e IC 041, en las categorías 038, 102 y 107, respectivamente.

Entrando a detallar estos registros, el primero de ellos hace referencia al registro de las marcas y logotipos para su uso como “ productos virtuales descargables, tales como programas informáticos en los que se incluyan calzado, ropa, sombreros, gafas, bolsos, mochilas deportivas, equipos deportivos, arte, juguetes y accesorios para su uso en online y en mundos virtuales online”. El segundo, para el ofrecimiento de los “servicios de tienda minorista de bienes virtuales, tales como calzado, ropa, sombreros, bolsas de deporte, equipamiento deportivo, arte, juguetes y accesorios para su uso online”; así como para su venta. Y por último, su registro como marcas registradas para participar de “servicios de entretenimiento, y en concreto, el suministro virtual, de piezas no descargables, de calzado, ropa, sombreros, gafas, bolsos, mochilas deportivas, equipo deportivos, arte, juguetes y accesorios para su uso en entornos virtuales”.

Abriendo camino hacia el “metaverso”

Como bien queda de manifiesto por la descripción del tipo de registros, quedan claras las intenciones de Nike de seguir desarrollando su modelo comercial de cara a poder controlar, cuando no impulsar, su presencia en los nuevos universos virtuales, y de seguro que igualmente dentro de ese futuro “metaverso” de Facebook, ahora Meta, que está por venir, y hacia cuyo progreso se encuentra enfocado Mark Zuckerberg. Quien hace solamente una semana, con motivo del cambio de nombre de la compañía tecnológica, se encargaba de adelantar algunas de las características con las que contará este nuevo entorno virtual y disruptivo para las interacciones humanas.

“La próxima plataforma será aún más inmersiva”, mostrándose como “una internet incorporada en la que estarás incorporado a la experiencia, y no solamente observándola”, explicaba Zuckerberg a través de una carta. “A esto lo llamamos el metaverso, y afectará a todos los productos que desarrollamos”, añadía. “La cualidad definitoria del metaverso”, entraba a describir, “será una sensación de presencia, como si estuviéramos allí mismo, con otra persona o en otro lugar”. “Sentirse verdaderamente presente al lado de otra persona, es el último sueño de la tecnología social”, y “por eso estamos enfocados a construir esto”. Un metaverso en el que “podrá hacerse casi cualquier cosa que se pueda imaginar”, desde “reunirse con amigos y familiares, a trabajar, aprender, jugar, comprar, crear”, o vivir “experiencias completamente nuevas” y “que realmente no se ajustan a nuestra forma de pensar sobre lo que son capaces de ofrecernos los ordenadores o los teléfonos en la actualidad”.

Sobre ese próximo futuro al que quiere llevarnos de la mano Meta, Zuckerberg añade que en él “podrás teletransportarte instantáneamente como un holograma para estar en la oficina sin tener que desplazarte, en un concierto con amigos o en la sala de estar de tus padres para ponerte al día con ellos”. “Esto abrirá nuevas oportunidades sin importar dónde se viva”, permitiendo “dedicar más tiempo a lo que le importa, reduciendo el tráfico y tu huella de carbono”. “Piense en cuántas cosas físicas tiene hoy que podrían ser hologramas en el futuro”, destaca, como “tu televisor, tu espacio de trabajo perfectamente formado por varios monitores, tus juegos de mesa y de más”, y que “en lugar de cosas físicas ensambladas en una fábrica, serán hologramas diseñados por creadores de todo el mundo”.

Para disfrutar de las experiencias de este nuevo metaverso, podremos hacerlo a través de diferentes dispositivos, como de “gafas de realidad aumentada con las que seguir presentes en el mundo físico, de realidad virtual para sumergirse por completo” en el virtual, o mediante “teléfonos y ordenadores que nos permitirán saltar a él desde las plataformas que ya existen”, concluye Zuckerberg. “No se trata de pasar más tiempo frente a una pantalla; se trata de mejorar el tiempo que ya pasamos”.