La firma de ropa y accesorios deportivos Nike se ha comprometido a mejorar las condiciones de trabajo de los 800 mil trabajadores de sus fábricas. A través de varias medidas que se adoptarán de aquí al año 2011, la empresa americana reducirá sus volúmenes de producción. La marca quiere eliminar el exceso de horas extras para reducir los sobre costes que esto genera. Paralelamente, Nike espera inaugurar una nueva política de reducción de sus emisiones de dióxido de carbono.

La noticia aparece pocos días después que los medios de comunicación se manifestasen complacidos con las medidas a favor del medio ambiente anunciadas por el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, tendientes a reducir las emisiones de gases contaminantes. Nike ha explicado que estas nuevas medidas responden a una voluntad de optimización de sus resultados y que el uso de materiales respetuosos del medio ambiente es parte de un programa que la compañía venía perfilando en los últimos tiempos.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO