Nike se preocupa por los derechos laborales de sus trabajadores y esto se ha demostrado al dejar de trabajar con la fábrica paquistaní por vulnerar los derechos de sus empleados. Esta decisión no es fruto de un impulso y se ha madurado durante los seis meses en que la fábrica ha sido fruto de una investigación por este motivo.

Durante todo el tiempo que duró la investigación, Nike se ha reunido con el equipo directivo de Saga para realizar los cambios necesarios para que no se violaran los derechos laborales de los trabajadores de la fábrica. Aún así la fábrica ha hecho caso omiso de las peticiones de cambio, y además violaba las leyes en otros terrenos, como el medioambiental y de salud. La falta de respuesta de la fábrica ha determinado que Nike haya decidido dejar de tramitar sus pedidos allí.

Esta decisión podría producir un desequilibrio en la fabricación y venta de los pedidos de la firma, aunque desde Nike se han apresurado a explicar que los equipos de fútbol y las ligas patrocinadas por la firma no se verán afectados por este cierre. Nike seguirá trabajando con sus fábricas de China y de Tailandia y ellos se ocuparán de la demanda de los balones de fútbol.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO