El diseñador de moda y arquitecto italiano Gianfranco Ferré, de 63 años, ha fallecido en un hospital de Milán, donde llevaba ingresado dos días debido a un derrame cerebral. Ferré se encontraba hospitalizado en la unidad de terapia intensiva del departamento de reanimación neurológica del "San Raffaele", de Milán.

Ferré se convirtió en uno de los grandes en el mundo de la moda desde que comenzó su carrera en los años 80. Le apodaban "l'arquitetto Ferré" por sus esculpidas siluetas. Entre sus clientas se encontraban la Reina de Jordania, Sophia Loren, La Princesa Diana, Sharon Stone y Elizabeth Taylor.

Muchos diseñadores al saber la noticia han querido dar un tributo al modisto. Donatella Versace ha comentado a WWD "El era un caballero de otra época, y sin embrago innovador en cuanto a las formas." Roberto Caballi añadió "Ferré consiguió el nivel más alto del estilo, de artesanía y valentía creativa. Era un artista verdadero, puro, una persona maravillosa que (la moda italiana) echará mucho de menos."

Gianfranco Ferré nació en la norteña Legnano hace 63 años. En 1969 se licenció en Arquitectura por la Universidad de Milán. Amante de los viajes, la música y los dulces, en 1978 fundó su casa de modas Gianfranco Ferre Spa junto a Franco Mattioli, el empresario boloñés que fue su socio durante 25 años.

En 1990 vendieron el 90 por ciento de la compañía al Grupo Tonino Perna. Un año antes, el diseñador ya tenía otros planes, al ser llamado para dirigir la casa Dior, donde estuvo durante ochos años. Aún no se ha difundido ninguno de los actos que se celebrarán tras su muerte, y se espera un comunicado oficial de la compañía en lo que respecta a los planes de futuro.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO