MFW: Max Mara, Emporio Armani, Fendi y Just Cavalli

La elegancia y sencillez de las colecciones de Max Mara y Emporio Armani para la primavera y verano del 2015 deslumbraron este jueves en la semana de la moda de Milán, que presentó también los nuevos diseños de Fendi, Just Cavalli,Dsquared2 y Prada.

Max Mara se inspira en el efecto tapiz, con colores años 70, sombreros con estampados florales, gafas grandes y combinaciones un poco más osadas con respecto a su sobria tradición. La combinación de colores blanco y negro, así como el beige y el kaki, dominan gran parte de su colección. El diseñador sorprendió al público de las pasarelas con un divertido traje estampado con grandes flores color rosa, con accesorios haciendo juego, desde las botas hasta el sombrero. En otros casos respeta su estilo con conjuntos de chaqueta cruzada color kaki con bordes blancos o con saharianas y falda de color marrón con foulard amarrado al estilo de hace treinta años.

MFW: Max Mara, Emporio Armani, Fendi y Just Cavalli

El enérgico color azul, con todos sus tonos, marca la colección de Emporio Armani. El mar, las rayas, las sandalias altas de tacón grueso, los accesorios, son azules: metalizado, brillante, opaco. "Es un color internacional, que además adelgaza", confesó al final del desfile el célebre diseñador italiano, quien suele usar para sus colecciones el negro y el gris. La segunda línea de Armani este año apuesta por todo tipo de trajes, con volantes y rectos, de materiales como la seda y algodones lisos. "Propongo las formas que las mujeres aman, fáciles de llevar pero intrigantes", sostiene Armani, que presentó trajes que dejan los hombros desnudos, pantalones cortos, otros anchos y largos, chaquetas con un solo botón y hasta una original gabardina de rayas gruesas azul y blanco. La próxima primavera de Fendi estará marcada por las orquídeas, los trajes cortos o largos y las faldas tableadas.

La firma se instalará por 15 años en enero próximo en Roma en el célebre Coliseo cuadrado, un monumento encargado por el dictador Benito Mussolini en 1935 para que fuese la pieza central de la exposición universal de 1942. El edificio, ícono de la arquitectura fascista, simétrico y racionalista, inspira a los célebres diseñadores Karl Lagerfeld y Silvia Venturini Fendi, para una temporada en la que aparece de nuevo el jeans y se experimenta con materiales y combinaciones.

El espíritu futurista de la época fascista se refleja en los cortes inéditos, en el uso de la plástica, en las superposiciones y en el cuero, el material fetiche de la casa. Las faldas transparentes son largas, los pantalones bombachos, los accesorios en cuero con plumas y las camisas realizadas con franjas de cuero horizontales. Las orquídeas inspiran las hebillas para los cabellos largos y los accesorios de sacos y bolsas así como los flecos, todos detalles que forman una armonía propia.

Por su parte la pareja canadiense Dean y Dan Caten de Dsquared 2 juega con la gráfica, los colores y los volúmenes.

Las faldas son minúsculas o gigantes, mientras los pantalones tienen el talle bajo y los colores son eléctricos, algunos con dibujos abstractos. Fiel a su estilo, Roberto Cavalli propone estampados, túnicas vaporosas, chalecos cortos y faldas plisadas cortas con pañuelos finos de seda al cuello.

Miuccia Prada firma una colección singular que nace de la creación del traje, de su esencia, de hilo, tejido y cosido.

La diseñadora desafía el arte antiguo y no teme emplear viejos telares para realizar telas cargadas de bordados las cuales mezcla con materiales pobres, linos crudos, gasas anónimas, algodones esenciales e insignificantes.

Los cortes de sus trajes son simples y lineares, las formas sobrias y clásicas, las cuales resaltan por la riqueza extrema de algunos detalles que provienen del gran patrimonio del pasado, con adornos dorados, casi como tapices.

Un conjunto que brilla por su originalidad y modernidad. (AFP)

Photos: Vogue

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO