MFW: Etro, Blumarine, Missoni y Versace
La botánica inspiró el tercer día desfiles de prêt-à-porter femenino para el próximo verano en Milán, con las flores presentes tanto en las texturas como en los efectos visuales y, de nuevo, con un gran trabajo en losmateriales.

Marco de Vincenzo: el arte del ángulo recto

Marco de Vicenzo, uno de los nuevos nombres de la moda italiana, deslumbró por su maestría y su rigor, y siguió investigando los materiales al tiempo que cultivó su obsesión por los efectos ópticos. En esta colección, el joven estilista partió del cuadro y lo exploró en diferentes formatos. Así, en algunos de sus modelos, unos cuadrados formados por finos flecos de seda ondean y brillan, mientras que en los vestidos de punto, se convierten en gigantes cuadriláteros de diferentes colores. Otra de sus bases es el trenzado, ya sea con cintas de seda multicolores que componen chaquetas con mosaicos arcoíris, o en bandas de cuero entrelazadas en una falda formando un tablero.

MFW: Etro, Blumarine, Missoni y Versace

Ermanno Scervino: elegancia primaveral

Para el próximo verano, Ermanno Scervino imagina a mujeres refinadas con ropa que destila virtuosismo y artesanía "made in Italy", al tiempo que mantiene una sobriedad impecable. El armario se compone de abrigos con volúmenes redondeados, parkas "chic" con capucha, y minitops combinados con "shorts" o con faldas ajustadas hasta las rodillas y de talle alto.

Etro: espíritu libre

El desfile de Etro llega con la canción "Riders on the storm" de los Doors como banda sonora para presentar sus propuestas de espíritu bohemio y hippie de los años 1970 y basadas en la cultura de los indios americanos. Cabello al viento, las modelos lucen caftanes de cañamazo o vestidos de algodón ligero en colores claros con bordados, y calzan botas de ante con flecos. El "look" lo completan los bolsos con perlas y largos flecos en bandolera, los amuletos y las joyas inspiradas en los indios de América.

Blumarine: jóvenes en flor

En Blumarine, las flores están en todas partes, exaltando el espíritu romántico típico de la casa: bordadas en faldas de tul, en forma de guirlanda en vestidos de tubo de velo transparente color carne, o ciñendo la figura en un vestido de noche rosa palo. En uno de los modelos, los pequeños pétalos de trapo de relieve se confunden con los impresos en un vestido corto de color verde claro.

Missoni: exotismo tropical

La mujer de Missoni llega con los cabellos recogidos por un pañuelo o escondidos bajo un turbante y con grandes flores tropicales decorando amplios vestidos. Su armario es ultraligero: largas camisas de hombre de seda ligera con impresiones florales combinadas con "shorts" amplios de satén, maxi-faldas vaporosas, o gabardinas de punto entalladas..., todo da la sensación de flotar en el aire. La colección se completa con gabardinas de talla grande de nailon y con mangas de kimono, y pantalones de seda color pastel o con rayas arcoíris, que combinados dan la sensación de un cómodo conjunto de pijama y albornoz.

Versace: el friso griego

Versace llega con una sobriedad poco habitual, con piezas sencillas de líneas puras en una colección muy gráfica que incluye largas faldas negras abiertas a un lado, o bandas de color que atraviesan en diagonal vestidos, faldas y tops. El friso griego emblema de la casa hace de hilo conductor. Aparece en faldas y pantalones en forma de cinturón, y se expande como si hubiera estallado para decorar con motivos abstractos las piezas de la colección. El uso de colores fuertes como el rojo o el turquesa le dan un toque pop a los modelos. El conjunto de propuestas resulta sexy, con bandas transparentes que dan la sensación de piel al descubierto, vestidos de vinilo y encajes de cuero, sin olvidar las transparencias.

Por Federica Andreol, AFP Photos: Style.com

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO