Mascarillas hechas de algas marinas: así es la innovadora propuesta (sostenible) de Pyrates

Madrid – Desde su sede central en Madrid, la empresa europea Pyratex, compañía especializada en I+D textil y proveedora de tejidos de punto innovadores y sostenibles para marcas de moda, ha decidido redirigir sus esfuerzos en materia de innovación al terreno de las mascarillas. Finalidad para la que ha readaptado una de sus creaciones textiles, el “Pyratex Cosmetic II”. Un tejido sostenible obtenido a partir de algas marinas, que ha decidido poner a disposición de las empresas como materia prima para la fabricación de mascarillas, al tiempo que lo emplean para la confección de una serie de diseños propios con los que prometen garantizar el cuidado de la piel y evitar su irritación, a la vez que crean una barrera de protección frente al riesgo de contagio por coronavirus.

“El proyecto de las mascarillas surgió como solución a un problema” que no era otro que “la irritación de la piel” al entrar durante un tiempo demasiado prolongado “con las mascarillas comunes y sintéticas”, nos cuenta Julian Rengifo desde el departamento de comunicación de Pyratex. Fue entonces cuando “decidimos crear, utilizando nuestro tejido hecho con algas marinas ‘Pyratex Cosmetic II’, unas mascarillas reutilizables que aportan beneficios a la piel y evitan la irritación, cumpliendo con nuestros estándares sostenibles”.

Un tejido de algas marinas que evita el envejecimiento prematuro de la piel

Partiendo de dichas premisas, nos encontramos con los distintos modelos de mascarillas naturales y reutilizables creadas por Pyratex. Una serie de diseños que pueden adquirirse directamente desde su página online, a un precio de venta de 22 euros la unidad, certificados según la normativa CWA de la Unión Europea y que la compañía, en su calidad de empresa proveedora, facilita tanto a clientes individuales como a empresas.

Entrando en los detalles que muestran cada una de estas unidades, las mascarillas están confeccionadas en un exterior 100 por cien algodón y en un interior en ‘Pyratex Cosmetic II’. Tejido hecho de una combinación de 80 por ciento algodón orgánico certificado y 20 por ciento Seacell, una fibra “bio” certificada por el USDA y obtenida a partir de algas marinas del Atlántico Norte, cuyo alto contenido en vitamina E y minerales como el sodio, el magnesio o el calcio, le aportan una gran capacidad antioxidante. Capacidades que terminan dotando a cada una de estas mascarillas de un alto contenido en aminoácidos, vitaminas y minerales, aseguran desde Pyratex, capaces de cuidar la piel; a lo que se suma el uso de unos tintes naturales con “un impacto ambiental mínimo, biodegradables y obtenidos de fuentes renovables”.

Mascarillas hechas de algas marinas: así es la innovadora propuesta (sostenible) de Pyrates

“Nuestras mascarillas Pyratex, al estar hechas con algas marinas, tienen un alto contenido en aminoácidos, vitaminas y minerales que cuidan la piel”, aseguran desde la desarrolladora textil; en relación a un tejido que “permitirá que tu piel respire, evitando su irritación”. “La formación de radicales libres ocurre en los organismos vivos al entrar sus células en contacto con el oxígeno, y actúan atacando el material genético de las células de la piel”, un hecho que ayuda a evitar “el tejido interior de nuestras mascarillas”, que “los eliminan gracias a su capacidad antioxidante, manteniendo tu piel saludable y previniendo su envejecimiento prematuro”.

En cuanto a su distribución y comercialización, “nuestra principal actividad es la venta de nuestros tejidos”, nos explica Rengifo. “En algunos casos colaboramos con marcas para apoyar en la co-creación de prendas, pero en la gran mayoría solo damos nuestros tejidos para que la marca diseñe y confeccione sus propias prendas y colecciones”. Una manera de operar que desde Pyratex igualmente plantean en la comercialización de su tejido de algas Pyratex Cosmetic II, complementándolo no obstante con su línea propia de mascarillas, las cuales “vendemos” tanto a “clientes como a empresas”. Unas compañías a las que ofrecen la posibilidad por tanto de obtener “el tejido para confeccionar ellos las suyas propias”, o bien optar por que “nos encarguemos de diseñar y producir” sus “mascarillas personalizadas”.

Mascarillas hechas de algas marinas: así es la innovadora propuesta (sostenible) de Pyrates

Un compañía de I+D que aboga por un consumo responsable

Fundada en Suiza en el año 2014 por Regina Polanco, y a día de hoy con su sede central en Madrid y bajo la dirección de un equipo internacional liderado por la propia Polanco, Pyratex nacía con el objetivo de acelerar el reemplazo de los textiles sintéticos y funcionales por otras opciones más naturales y ecológicas. Finalidad para la que la compañía se centraba en unas labores de investigación y de desarrollo textil, por las que lograba ser reconocida alzándose como ganadora de la primera fase de la edición 2019 del proyecto Horizon 2020 organizado por la Unión Europea.

“Nuestra capacidad para mezclar fibras innovadoras, con la tradición textil europea”, región en la que fabrican todas sus fibras, “nos ha permitido ganar la primera fase de la edición de 2019 de Horizon 2020, organizado por la Unión Europea, posicionándonos así al frente de la innovación textil Europea”, apuntan desde Pyratex; al tiempo que destacan cómo “tratamos de ser lo más ecológicos posible y siempre buscamos nuevas formas de mejorar, no solo a través de nuestro proceso de producción, sino también en nuestros productos y la forma en la que trabajamos”. “Estamos convencidos de que la mejor manera de ser sostenible es limitar el consumo, avanzando hacia productos duraderos y de alta calidad”, subrayan; razón por la que “desarrollamos tejidos de alta gama que, debido a su calidad, duren muchos años en el armario”.

Photo Credits: Cortesía de Pyrates.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO