Leïla Menchari, la hechicera de Hermès

Leila Menchari tenía por vocación llevar los sueños a la realidad. Con casi 90 años, la artista tunecina, apasionada por lo bello y lo absoluto ha presidido, de 1978 a 2013, la decoración y el comité del color de la seda en Hermès y ha creado 137 escaparates. La Maison acaba de dedicarle una exposición en el Grand Palais en París, del 8 de noviembre hasta el 3 de diciembre, llamada “«Hermès à tire-d'aile - Les mondes de Leïla Menchari », desvelando sus mejores puestas en escena.

Hay gente cuyo destino no es otro que sublimar la vida. Embellecer las cosas cotidianas y crear algo irreal, extraordinario, un sueño. En el lujo, Hermès es sin duda La casa de moda que, gracias a su historia y sus historias, transporta a sus seguidores en el tiempo: a través de un Carré, un Birkin, una fragancia o un escaparate. Está claro que estos cuentos nómadas, primero imaginados desde la punta de los pinceles de Madame Menchari, iban a contribuir fuertemente en esta parte “inaccesible”…

Leïla Menchari, la hechicera de Hermès

«Un talento que hace destacar el color de la seda con los cueros»

Esta «Reina Maga » descrita por Michèle Gazier, escritora francesa y crítica literaria, en su libro publicado el 1 de noviembre de 2017, “« Leïla Menchari, la Reine Mage » y que acompaña la exposición, tenía un talento que hacía cantar el color de la seda con los cueros de la casa. Nacida en 1928 en Túnez en una familia moderna, la niña descubría, estupefacta, los paisajes de su país, como el fabuloso jardín creado por el americano Jean Henson en Hammamet. Más tarde, se formó en las Bellas Artes de Túnez y París antes de ser contratada por Hermès.

«Empecé a trabajar con Annie Baumel que era, en la época, la gran gurú del Fauboug Saint-Honoré. En Hermès, hizo de los escaparates algo noble, porque antes solo eran estanterías donde se enseñaban los productos, como en un catálogo. Es allí donde empezó a crear junto con amigos artistas como Jean Cocteau o Berard, que la aconsejaban sobre como incluir arte en los escaparates”, decía unos años antes en una entrevista para ImagineFashion.com.

«Fui a verla. Quería hacer decorados para el teatro, la ópera y el ballet. Estaba en un sueño. Le enseñé mis dibujos y me pidió crear, para el lanzamiento del perfume Calèche, “un carro extraordinario”. Con ella, aprendí como se fabrica un sueño. Hace falta disciplina por el aspecto técnico que es muy real y también mucha fantasía por el aspecto ilógico del conjunto. Lo más duro, pero también lo más satisfactorio es llevar el sueño a una realidad.”

Viajes entre Oriente y Occidente

Para la pintora-decoradora de Hermès, los viajes siempre han sido parte integrante de su carrera, junto con Jean-Louis Dumas, que fue presidente de la marca hasta el 2006. Para ella, un escaparate es mucho más que una simple llamada estética de compra y hay que ser muy completo: saber dibujar, pintar, componer y contar una historia…” El escaparate es una historia contada sobre un tema dado: África, un árbol, la galaxia…que se cuenta en cuatro partes del año, primavera, verano, otoño y Navidades. Cuatro relatos que nos invitan a pasar del otro lado de la ventana, publicaba el libro « Les Vitrines Hermès : Contes nomades de Leïla Menchari » en 1999.

Cuento una historia como en un teatro y mis protagonistas son el cuero, la seda, los caballos, dónde se cruzan mis dos culturas, entre Oriente y Occidente. Los temas son escogidos por Hermès y, cada año, hay un nuevo tema. En periodo de crisis, me preguntaba cómo iba a hacer soñar a la gente. Todo lo que se encuentra en los escaparates son cosas de la vida, pero están representadas de tal forma que se vuelven surrealistas, oníricas. En el 24 Faubourg, tengo 13 escaparates, incluyendo una grande. Es como un libro, página tras página, y una doble página y otras páginas…Quiero apoderarme de la mirada de los paseantes que participan en el teatro de la calle, soy ambiciosa”, declaró cuando estaba aún en plena actividad.

Desde el 2014, Antoine Platteau se hice cargo de la decoración de la tienda Faubourg Saint-Honoré. Artista-decorador para el cine desde 1990, crea en la actualidad cuatro relatos del tema anual elegido por Pierre-Alexis Dumas, director artístico de Hermès.

Fotos : cortesía de Hermès. Leïla Menchari en uno de sus escaparates, por Edouard Boubat (1985)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO