Un nuevo informe que evalúa la influencia global del lujo, revela que 10 empresas acumulan más de la mitad de las ventas mundiales del sector, de un total de 100 compañías analizadas. El informe de Deloitte “Global Powers of Luxury Goods 2020” detalla que las 100 principales empresas de artículos de lujo del mundo generaron ingresos por valor de 281 mil millones de dólares en 2019. Las 10 principales empresas, que incluyen a LVMH, Kering, Estee Lauder, Richemont, Chanel y PVH, consiguieron más del 51 por ciento de las ventas totales, con un valor de 144 mil millones de dólares. El tamaño medio de una empresa de lujo está valorado en 2.800 millones de dólares, y necesita tener una facturación mínima de más de 238 millones de dólares para formar parte del listado de las 100 empresas de Deloitte.

Por tercer año consecutivo, LVMH (37,5 mil millones de dólares) Kering (17,8 mil millones de dólares) y Estee Lauder (14,9 mil millones de dólares) encabezan el ranking, con una recaudación conjunta de más de 70 mil millones de dólares, lo que equivale a una cuarta parte de las ventas totales del lujo.

El informe indica que el mercado de artículos de lujo ha aumentado su valor general, pero registró una tasa de crecimiento menor. Entre las causas que impactaron en el crecimiento en 2019, se encuentran el efecto de las políticas proteccionistas y las restricciones comerciales como las más importantes, ya que los grandes mercados de artículos de lujo como China y Estados Unidos registraron un menor crecimiento interanual.

Patrizia Arienti, líder global de moda y lujo de Deloitte en EMEA, asegura en un comunicado que: “El impacto financiero de la pandemia aún no se ha evaluado y saber si la concentración de la industria del lujo continuará su trayectoria también es una pregunta sin respuesta. Esta situación disruptiva prolongada está creando cambios profundos en el comportamiento del consumidor y en la forma en que las empresas están respondiendo a estos cambios, lo que genera un debate sobre el futuro de la industria de la moda y el lujo. Hay una sensación general sobre repensar el lujo y conducirlo hacia nuevas direcciones, considerando qué modelos comerciales serán factibles y más relevantes en la nueva normalidad”.

Header 2La nueva era de la moda y el lujo## Header 2

Los fabricantes de artículos de lujo se han visto muy afectados por la pandemia de la Covid-19, reitera el informe. Durante varios meses, la gente ha tenido restricciones para viajar al extranjero y aún existe incertidumbre sobre cuándo será posible viajar más fácilmente entre países. Ha habido un colapso en el turismo receptor en todo el mundo durante el cierre, lo que ha provocado caídas masivas en las ventas minoristas tradicionales.

Las tiendas libres de impuestos que generan ventas principalmente en los aeropuertos se han visto gravemente afectadas por el colapso de los viajes mundiales. En agosto, el mayor minorista de viajes del mundo, Dufry, anunció una disminución orgánica negativa del 60,6 por ciento interanual. El rendimiento de los minoristas fue negativo en la mayoría de los países, a pesar de que el verano supuso un pequeño impulso para Europa, Asia Pacífico y Estados Unidos. Si bien la pandemia de la Covid-19 ha interrumpido los viajes globales, el apetito de los compradores chinos por los productos importados de lujo no ha cambiado. Lo que ha llevado a los políticos a contemplar expandir el acceso a las compras libres de impuestos mediante la creación de nuevas ubicaciones ad hoc con tasas de impuestos, con la esperanza de renovar los flujos turísticos.

Casi todos los eventos y pasarelas más importantes de 2020 se han cancelaron o reprogramado para más adelante, y muchos de ellos han mutado a un formato virtual. Con los consumidores obligados a quedarse en casa, las ventas minoristas online aumentaron durante la primera mitad del año, alcanzando un pico en abril de +209 por ciento a nivel mundial en comparación con el año anterior, lo que llevó a muchas marcas a acelerar la digitalización y proporcionar soluciones de comercio electrónico digital, entre ellas, el “see now, buy now”, en streaming.

Header 2La crisis pandémica podría actuar como un acelerador para que las marcas adopten nuevos paradigmas de creación de valor## Header 2

Ahora más que nunca, las empresas de artículos de lujo buscan nuevas formas de conectarse con sus clientes. Se están reinventando y re-imaginándose a sí mismos con fórmulas que antes eran inimaginables. La sostenibilidad será una de las principales áreas en las que las empresas de moda y artículos de lujo basarán su recuperación. Las marcas de lujo globales están invirtiendo significativamente en tecnologías “verdes” y otras medidas, para reducir las emisiones de sus fábricas. Están utilizando la compensación de carbono para contribuir a la lucha contra el cambio climático, compensando las emisiones derivadas de sus actividades industriales. Pero ser sostenible no se limita a las innovaciones en la cadena de suministro, también significa adoptar nuevos valores y perspectivas en respuesta a las necesidades cambiantes de los consumidores y del planeta.

Para leer el informe completo, visita la web de Deloitte.

Este artículo ha sido previamente publicado en Fashionunited.uk por Don-Alvin Adegeest, y traducido y editado por Paula V. Pinuaga

Crédito de imagen: Deloitte “Global Powers of Luxury Goods 2020”

 

Related Products

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO