La semana de la moda online de París concluye con un "boom" digital, aunque podría aprender de Netflix

La Fédération de la Haute Couture et de la Mode de Francia acogió la primera semana de la moda masculina online que se correspondía en gran parte con su calendario físico, y la mayoría de sus marcas habituales optaron por presentaciones digitales o vídeos.

Desde Dries van Noten a Rick Owens, pasando por Berluti y Loewe, la semana de la moda en línea permitió a los diseñadores crear colecciones a pesar del revés del Covid-19, y adoptar plenamente el formato digital, que hasta ahora ha sido bien recibido por la industria.

¿Cómo se mide el éxito?

La animación de Louis Vuitton de la temporada Primavera/Verano 2021 estaba cerca de 3,5 millones de vistas en YouTube al momento de escribir este artículo, en comparación con los aspectos más destacados del British Council en su primera semana de la moda sin género, que obtuvo poco más de 61 mil desde el 18 de junio. El alcance digital de la alta costura fue aún menor, con algunos diseñadores recibiendo sólo dos mil setecientas visitas en YouTube.

Por supuesto, medir el éxito de una presentación digital no es sólo cuestión de vistas y alcance. Con fábricas y talleres de muestras cerrados y la mayoría del mundo de la moda trabajando lejos de sus equipos, armar una colección no fue una hazaña insignificante. Los diseñadores y las marcas se movilizaron, a pesar de los múltiples desafíos y la inseguridad de no saber qué nos deparará el futuro.

En ese sentido, esta era una temporada para sacar a relucir temas familiares, transmitiendo el ADN de la marca en vez de empujar los límites de la novedad. No es necesario reinventar cada temporada la rueda de la moda, y este no es un momento para un prêt-à-porter artificioso y exagerado. Incluso si la creatividad se refuerza y alcanza nuevas alturas en tiempos de crisis.

Jonathan Anderson en Loewe entregó quizás el formato menos digital y la experiencia táctil a través de una caja diseñada por M/M Paris. En el interior, las tarjetas de color y textura, las siluetas, un patrón, una carta del diseñador y el "look-book" hicieron que el desfile fuera portátil y un espectáculo en sí mismo, dando lugar a una experiencia sensorial que no se podía ofrecer a través del vídeo.

El contenido fue publicado “a cuenta gotas”

Una de las frustraciones de la semana de la moda online de París, tanto para hombres como para alta costura, ha sido la lenta publicación del contenido digital. El calendario de los espectáculos físicos requiere franjas horarias con tiempo suficiente entre las presentaciones para permitir que los invitados, modelos y el equipo de backstage se desplacen de un desfile a otro. En el ámbito digital esta escala de tiempo es un contratiempo, uno que Hermès decidió ignorar, al no corresponder su asignación de franjas horarias con la disponibilidad de sus creativos digitales.

Netflix y los servicios de streaming nos han enseñado que la realización de grabaciones digitales, ya sean series, películas, documentales o vídeos cortos, deben poder verse en momentos convenientes para el usuario. Tener que esperar tres días en la semana de la moda en línea de París y poner una alarma para ver un fragmento de 90 segundos de un vídeo estrenado para la hora de la cena, no parece algo muy avanzado para la federación de la moda de Francia. Con los compradores y la prensa trabajando desde casa, el retraso en la publicación del contenido no era conveniente y el calendario podría haberse manifestado y modernizado de otras maneras.

Este artículo ha sido previamente publicado por FashionUnited.uk y traducido y editado por Belén Bednarski

Imagen: Loewe

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO