La ley que prevé unificar todas las políticas relacionadas con la venta y producción de piel en el Estado de California continúa su tramitación. El Proyecto de Ley 44, nombre que recibe la iniciativa, superó ayer martes por 9 votos frente a 2 la votación para su aprobación en el Comité Judicial del Estado de California.

Impulsada por la política Laura Friedman, la iniciativa tiene como objetivo unificar en una sola normativa las diferentes iniciativas aprobadas durante estos últimos años por diferentes ciudades de todo el Estado. Ayudando crear un marco legal claro y simplificado para todas aquellas empresas y profesionales cuya actividad esté relacionada con la venta o fabricación de pieles en California. Tal y como recuerda el medio especializado wwd, después de que su proyecto de Ley superase su primer trámite, la propia Friedman declaró que los productos de piel y las prácticas para su fabricación eran “totalmente obsoletos e innecesarios”.

De salir adelante y convertirse en Ley, la iniciativa prohibirá la venta de cualquier producto fabricado en piel en todo el Estado de California, además de su fabricación dentro de los límites del propio Estado. Previendo multas de 500 dólares para las primeras infracciones, que irían aumentando con las siguientes hasta los 1.000 dólares por infracción.

Los Ángeles fue la última ciudad de California en aprobar la prohibición de los artículos de piel a partir del 1 de enero de 2021. Una medida a la que también se han sumado otras ciudades como West Hollywood, San Francisco o Berkeley.

Mientras tanto organizaciones como la Federación Internacional de la Piel han criticado duramente esta iniciativa, ofreciendo como alternativa el desarrollo de Furmark. Un sistema de certificaciones y auditorías.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO