La moda en la nueva era tecnológica

Si hay alguien en esta industria que posea el poder de adelantarse a las tendencias y conocer el porvenir de la moda es Anna Wintour. No solo su célebre September Issue anuncia cuáles son las marcas y las caras a las que no hay que perder de vista ese año, sino que su evento anual en el Museo Metropolitan de Nueva York pronostica la temática que sacudirá el sector en las próximas temporadas. El pasado mes de mayo, la esperada exposición del Costume Institute se centraba en la moda en la era de la tecnología, bajo el título de Manus x Machina.

De este modo, tanto la dama de hierro como Andrew Bolton, comisario de la exhibición, demostraban la importancia de las últimas innovaciones tecnológicas tanto en la Alta Costura como en el prêt-à-porter. Si al principio, la diferencia entre ambas disciplinas era que la primera se basaba en la artesanía y la confección a medida; mientras que la segunda se trataba de una producción en serie. Actualmente, la Alta Costura y el también conocido como ready to wear han ido adoptando las prácticas de la otra, generando así una dualidad entre la máquina y la mano. Una dicotomia en la que el diseñador explora las posibilidades de las nuevas tecnologías para la creación de una moda vanguardista propia del siglo XXI.

La moda en la nueva era tecnológica

Desde entonces, existen una infinidad de ejemplos internacionales y nacionales de la nueva hermandad entre lo artesano y lo mecánico. Los vestidos interactivos con luces led de Marchesa, Zac Posen o Ying Gao; los tejidos hidrocrómicos de Pepa Salazar; las chaquetas tridimensionales de Chanel o la bisutería de impresión 3D de Moisés Nieto y Comme de machines son solo algunos ejemplos de esta interacción. Es por ello que las nuevas tecnologías cumplen cada vez un papel más importante en la industria de la moda, aplicadas a los sistemas de diseño, producción o comercialización. Una transformación del sector que ha impulsado la reestructuración de muchas compañías, así como la creación de nuevas oportunidades de trabajo.

La moda en la nueva era tecnológica

Ante esta realidad, la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE) ha lanzado recientemente su nuevo máster universitario centrado en las tecnologías aplicadas y negocios digitales. Pero, ¿cuáles son los nuevos retos a los que se está enfrentando la moda? Según Rafael García, como Director del Grado Universitario en Diseño de Moda de ESNE, “Nuevos software y hardware de estampación digital, impresión 3D, recorte láser, diseño o simulación virtual... no solo han multiplicado las opciones, sino que también han reorganizado los tiempos en la cadena de logística agilizando aún más el calendario de producción”. A la aparición de nuevos programas digitales, se le une “la actual era de ultra información en la que vivimos, que ha traído con ella nuevas herramientas de comunicación como pueden ser las redes sociales o el big data en marketing que han refrescado la forma de vender el producto textil”, añade García.

La moda en la nueva era tecnológica

Para Juan Torrubiano, Director del Máster Oficial de ESNE en Moda: Tecnologías Aplicadas y Negocios Digitales, este nuevo máster da respuesta a las nuevas necesidades reales de la industria. “Con el fin de hacer frente al nuevo entorno en el que se mueve el sector y los nuevos paradigmas del mercado surge la necesidad de formar profesionales que conozcan los últimos avances tecnológicos y estén preparados para los retos que supone el avance de un sector en crecimiento”, comenta. Tal como explica Torrubiano, diseño, tecnología y gestión son “los aspectos más demandados por las empresas del sector y constituyen los fundamentos para el desarrollo y crecimiento del negocio de la moda”.

“El diseño, la tecnología y la gestión son los aspectos más demandados por las empresas del sector y constituyen los fundamentos para el desarrollo y crecimiento del negocio de la moda”.

Juan Torrubiano, Director del Máster Oficial en Moda: Tecnologías Aplicadas y Negocios Digitales en ESNE

¿Cuáles serán los empleos más demandados?

La aparición de nuevas tecnologías, “ha reactivado la demanda de diseñadores y directivos de marketing, junto a una incesante demanda de perfiles internacionales para afrontar el reto empresarial de la globalización y mundialización”, apunta Juan Torrubiano. De hecho, tal como demuestra el barómetro de empresas de Moda en España 2015, estudio llevado a cabo por Vente privée y Modaes.es, “el 40 por ciento de las empresas de moda en España ha reforzado o planea reforzar su equipo directivo”. ¿Y cuáles serán los perfiles más demandados en esta nueva etapa? Para el Director del nuevo máster de ESNE, serán “perfiles que permitan el desarrollo de la tecnología y provoquen el incrementando los puntos de contacto y comportamiento del consumidor. Además, las marcas tendrán que aprovechar el potencial de la tecnología para conocer, relacionarse y evolucionar con el nuevo consumidor, generando nuevas experiencias más personalizadas y adaptadas a sus nuevas necesidades”.

“La era digital y tecnológica supone un soplo de aire fresco para la Alta Costura. Abren nuevos senderos creativos, borran barreras hasta ahora existentes, plantean nuevas problemáticas... Son el impulso que tanto necesitaba este sector”.

Rafael García, Director del Grado en Diseño de Moda en ESNE

Para formar a los jóvenes talentos en este cambiante mundo laboral, la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología ha optado por el software y hardware nipón Shima Seiki. Este programa agiliza los procesos creativos, desde la manufactura hasta la realización de muestrarios y prototipos, y permite simular de forma virtual un tejido, ahorrando la producción antes de su venta, por ejemplo. Para Alberto Ramos, profesor en Tecnología Textil en el Grado Oficial Universitario en Diseño de Moda de ESNE, “los futuros profesionales de la moda deben responder a estas demandas sin que ello suponga un descenso en la creatividad, viabilidad tanto económica como técnica de sus creaciones”. La celeridad de la globalización ha causado que el calendario y los tiempos de creación se están acortando, por eso “debemos buscar herramientas que agilicen el proceso creativo, posibiliten y estimulen la comunicación entre diseñadores y fabricantes, eslabones de una misma cadena con objetivos comunes”.

La moda en la nueva era tecnológica

En definitiva, ante el estancamiento y la trivialidad que la Alta Costura ha vivido en las últimas décadas, “la era digital y tecnológica supone un soplo de aire fresco y un renacer de esta disciplina”, añade Rafael García, como Director del Grado Universitario en Diseño de Moda de ESNE. Para él, “las nuevas tecnologías abren nuevos senderos creativos, borran barreras hasta ahora existentes, plantean nuevas problemáticas... Son el impulso que tanto necesitaba este sector”. Con fortuna, la aplicación de estas nuevas estrategias y herramientas crearán una moda innovadora y sorprendente, que abandonará las tendencias cíclicas y repetitivas que han tenido lugar en las últimas décadas.

Fotos: Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE) y Paloma Suárez.

 

Related Products

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO