La moda en 2016? Más reciclaje y consciencia

Barcelona - Vivienne Westwood, diseñadora británica reconocida por su extravagancia e icono del movimiento punk –que también es ecológico- decía: “Comprad menos y mejor”. Cómo será la moda este año y en los años que vienen? La respuesta es la siguiente: apostará por el reciclaje y el sobreciclaje.

El reciclaje es un proceso de tratamiento de los residuos que permite reintroducir a éstos en el ciclo de producción. Por ejemplo, el plástico puede producir objetos en plástico, el cristal objetos en cristal y los residuos orgánicos pueden crear energía o materiales sostenibles. El sobreciclaje o upcycling es el proceso por el cual los productos de recuperación no se destruyen sino que son transformados en productos de calidad superior, gracias al valor añadido del arte y de la creación.

Se entiende ahora que con la acumulación de los residuos en la tierra y en el mar, ya no hace falta sacar petróleo con el fin de fabricar más pástico. Las industrias como la moda y la indumentaria ya están transformando los materiales existentes para fabricar nuevos productos.

Pharell Williams x G-Star

En septiembre de 2015, el cantante Pharell Williams, que interpreta el famoso single « Happy », colaboraba con la holandesa G-Star para crear una l ínea de ropa ecológica realizada con la revolucionaria fibra Bionic Yarn, de la cual Pharell es el embajador. El hilo biónico (Bionic Yarn) está fabricado con botellas de plástico recuperadas en los océanos y las orillas y posteriormente recicladas. Esta colección llamada “Raw for the Oceans” junta piezas como tejanos, camisetas o chaquetas para hombre y mujer declinadas en varios colores.

Los pescadores valencianos

Desde hace décadas, en la región de Valencia, pequeños barcos dejan al amanecer la Costa Blanca para traer lo que el mar Mediterráneo les quiere regalar: langostinos, cigalas o sepia. Desde hace unos meses, se pescan más residuos de plástico que productos comestibles y estos pescadores se han convertido en basureros del mar. Sin embargo, el presidente de Ecoalf, Javier Goyeneche, cuya empresa está basada en Madrid, ha decidido aprovechar el plástico usado para convertirlo en abrigos, bolsos o bañadores. “No hace falta excavar más el suelo para sacar petróleo”, dice. “Dónde algunos ven basura, yo veo una materia prima que puedo transformar en tejidos a través de procesos sofisticados de R+D”, explica Goyeneche, cuyas chaquetas y bolsos acolchados se venden en tiendas exclusivas como Harrods en Londres o Bloomingdale en Nueva York con Gwyneth Paltrow como protagonista de su campaña publicitaria.

Desde los años 2000, la industria de la moda es cada vez más consciente de la emergencia de abandonar la producción de fibras nuevas para reciclar las fibras ya existentes con el fin de salvar el planeta.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO