• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • La moda como escudo protector: ¿qué hay de los looks antivirales?

La moda como escudo protector: ¿qué hay de los looks antivirales?

Por Regina Henkel

13 oct 2021

Moda

HeiQ

En los sectores de la salud y el deporte, las funciones antivirales se conocen y utilizan desde hace mucho tiempo. En la moda, antes se pensaba que eran superfluos. Eso ha cambiado desde la pandemia.

En 2020, al comienzo de la pandemia, una foto de Naomi Campbell dio la vuelta al mundo: la modelo fue fotografiada en un aeropuerto con un mono blanco, con una máscara facial y guantes de goma. Lo que pudo parecer exagerado en ese momento, es en realidad una idea muy obvia: la ropa se puede usar como escudo protector contra enemigos invisibles como virus y bacterias. Las tecnologías para esto han estado disponibles desde hace mucho tiempo. Se utilizan habitualmente en ropa de trabajo para el sector sanitario y en colecciones deportivas, donde evitan los malos olores impidiendo el crecimiento de bacterias.

Nuevo equipo antiviral

En vista del Covid-19, estas tecnologías se han mejorado y adaptado aún más en los últimos meses. Varias empresas de química textil han lanzado nuevos acabados antivirales desarrollados a un ritmo tremendo, por ejemplo Polygiene de Suecia con su acabado “ViralOff”, HeiQ de Suiza con su tecnología “Viroblock”, Affix Labs de Finlandia con “Si-Quat”, Devan de Bélgica con “Bi-Ome AV” y Toray de Japón con “Makspec V.” Todos los fabricantes prometen que sus productos pueden matar muchos virus de manera fiable y bacterias diferentes en pocos minutos u horas. Por lo tanto, la ropa equipada de esta manera, no solo protege a su usuario de la penetración de gérmenes dañinos, sino que los gérmenes son eliminados activamente por la ropa, haciéndolos inofensivos para todos.

La moda como escudo protector

Después de una ola inicial de mascarillas faciales antivirales lanzadas por Maloja, Mammut o Burberry, por ejemplo, algunas empresas de moda comenzaron a integrar productos antivirales en sus colecciones o incluso a tratar categorías enteras con ellos. Apenas unas semanas después de que estallara la pandemia, la marca de mezclilla italiana Diesel lanzó sus primeros jeans antivirales para la temporada F / S 2021, utilizando el acabado “ViralOff” de Polygiene. 

Del mismo modo, las marcas de tejido vaquero DL1961 y Warp + Weft se han asociado con HeiQ para que los futuros modelos de tejido vaquero HeiQ “Viroblock”, lleven tratamiento antiviral. Lo mismo ocurre con el proveedor de ropa masculina Monobi Fashion de Italia, que lo utiliza para agregar antivirales a chaquetas y monos. En octubre de 2020, una startup llamada BioRomper también se lanzó en EE. UU. con un solo producto: un mono antimicrobiano diseñado para evitar la contaminación de la superficie durante los viajes. También hay pioneros en la Alta Costura: el diseñador Phillip Lim presentó su colección de antivirales “Live Free” en noviembre. Su objetivo: facilitar la vida de las personas.

Colecciones antivirales: ¿una nueva tendencia?

Estamos lejos de decir si realmente los antivirales seguirán estando en boga en el futuro pero, HeiQ ya abastecía a unos 500 clientes a principios de año. Polygiene obtuvo un aumento del 141 por ciento de sus ventas en el primer trimestre de 2021, impulsado por la demanda continua de ViralOff. ”Probablemente tendremos que acostumbrarnos a vivir con la amenaza de infecciones virales, lo que significa que el uso de ropa protectora tendrá que convertirse en parte de nuestra vida diaria”, asegura el director de marketing de HeiQ, Hoi Kwan Lam. ”Este hecho no ha pasado desapercibido para las marcas que ahora se están subiendo al carro y están incluyendo equipos de protección antiviral a sus productos textiles”.

Por el momento, los diferentes marcos legales de los diferentes países están en contra de un despliegue internacional de moda antiviral. No todos los productos están aprobados internacionalmente. El acabado antiviral “Makspec V” de Toray, por ejemplo, hasta ahora solo ha sido aprobado en Japón, pero pronto debería ser posible usarlo en colecciones internacionales. “Hemos recibido respuestas positivas de los fabricantes de ropa japoneses, principalmente de los uniformes que usa el personal de hospitales, hoteles, restaurantes y otras empresas de hostelería, así como de instituciones educativas”, dice Taira Kurosawa de Toray. ”Creemos que el uso de materiales antivirales en uniformes para las industrias de servicios y hotelería aumentará en el futuro”.

Nuevos ámbitos de aplicación

La mayoría de los acabados sobreviven alrededor de 30 lavados, después de los cuales pierden su efectividad si no se actualizan. Para que los consumidores puedan hacer esto ellos mismos, fabricantes como HeiQ y Affix han desarrollado aerosoles. De esta forma, también pueden resultar interesantes para los minoristas de moda: “Los estudios muestran que los virus pueden permanecer activos en la superficie textil durante dos días o más a temperatura ambiente”, explica Carlo Centonze, cofundador y CEO de HeiQ. “Esta es también la razón por la que en algunos países, como el Reino Unido, ahora es obligatorio ‘poner en cuarentena’ las prendas después de cada ajuste”.

”A petición de muchos de nuestros clientes, hemos convertido HeiQ ‘Viroblock’ en un spray que pueden usar en sus tiendas para ‘limpiar’ productos después de tocarlos o probárselos”. Los aerosoles se adhieren a muchas superficies, no solo a la ropa. Como resultado, sus aplicaciones se extienden mucho más allá de la industria de la confección, desde interiores de automóviles hasta colchones, ropa de cama, cortinas y manteles en la industria hotelera. El hecho es que la pandemia ha cambiado significativamente nuestra necesidad de protección. La lucha contra virus y bacterias ahora también se lleva a cabo en superficies textiles.

Este artículo se publicó originalmente en FashionUnited.de. y ha sido traducido y editado por Paula V.Pinuaga.