La firma española La Casita de Wendy se está convirtiendo en una cotizada marca de culto internacional elegida por celebridades y con presencia en prestigiosas tiendas de todo el mundo. Con el lanzamiento de la línea "Happy", la marca de Inés Aguilar e Iván Martínez inundará el próximo Otoño de estampados florales, geométricos y rayas multicolores.

Sus colecciones, inspiradas por la música y los cuentos de hadas se distribuyen desde su showroom en París, a espacios tan exclusivos como Barneys, en New York; Surface to Air y Jey, en París; Koh Samui, en Londres; Henry Vibskob, en Copenhague; Sidefame, en Hong Kong; Fashion, en Seúl; Liborius, en Reykiavik; ReRePaPa, en Atenas; y Matsuya, Baycrews, Lamp y Bebelota, en Tokio. Además, la artista islandesa Björk ha elegido prendas de esta marca madrileña para lucirlas en diversos eventos, y publicaciones de referencia como Dazed & Confused, WAD, Jalouse, Crash y las japonesas Making, Senken y Spur.

La próxima colección de la firma estará a la venta este Otoño, y se compondrá de 30 prendas de líneas sencillas y patronaje romántico repletas de estampados, rayas multicolores, patchworks, paillettes y flores. En España, la marca se puede encontrar en Deli Room y Bat Cave (Madrid), Suite (Barcelona) o Ulan Ude (Santiago de Compostela).

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO