La academia de moda francesa, AICP, abre una antena en Tashkent (Uzbekistán)

La formación de moda francesa, reconocida a nivel mundial, sigue expandiéndose en el extranjero y crea una nueva academia en Tashkent (Uzbekistán). La Academia Internacional de la Copa de Paris (AICP), la escuela por excelencia de los modelistas, ha abierto a principios de septiembre una sucursal en el país de Asia central. Zoom sobre este nuevo destino, uno de los primeros productores de algodón en el mundo.

«La culminación de una cooperación de larga duración»

El AICP, experto en los oficios técnicos de la moda francesa e internacional desde su creación en 1860, ha forjado vínculos privilegiados con los talleres de las principales casas de moda y prêt-à-porter en busca de talentos en moldeo, patronaje, gradación, estandarización, CAD o medición industrial.

Después de varios años de relación y colaboración entre Jean-Philippe Vauclair, presidente de la Academia Internacional de la Copa de París (AICP), y Kamilova Khalida Khafizovna, vicerrectora del Instituto de Industria Texti de Tashkent (ITILT), se firmó un acuerdo de asociación en diciembre de 2018 con el objetivo de abrir el campus AICP-ITILT en Tashkent en septiembre de 2019.

La academia de moda francesa, AICP, abre una antena en Tashkent (Uzbekistán)

«Esta apertura del campus AICP-ITILT Tashkent es la culminación de una cooperación de larga duración", publica un comunicado de la academia. "Dos profesoras uzbekas, Nozima Artikbayeva y Mutabar Shomansurova, completaron un curso de un año en AICP París para adquirir el método exclusivo AICP. El 26 de julio de 2019, obtuvieron su diploma de "International Apparel Modeler" de certificación europea de nivel 5. "Un proyecto apoyado desde sus inicios por el Ministro de Educación Superior de Uzbekistán, Inom Madjidov.

«Desde su apertura, el curso ha dado la bienvenida a 62 estudiantes de primer año que han pasado las pruebas oficiales de reclutamiento IICT-ITILT.”

La academia de moda francesa, AICP, abre una antena en Tashkent (Uzbekistán)

El algodón: una de las materias primas en Uzbekistán

En el corazón de Asia Central, Uzbekistán, una joya de la civilización islámica con influencias mongolas, rusas e iraníes, es una encrucijada histórica para el comercio de la seda y el algodón. La economía de Uzbekistán se basa en la producción de materias primas agrícolas y minerales, y en particular el algodón. Este "oro blanco uzbeko" representa el 18 por ciento de la producción mundial, lo que lo convierte en el sexto productor mundial y el segundo mayor exportador. Pero actualmente, el algodón sufriría grandes fluctuaciones en las exportaciones.

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), entre la voluntad del gobierno uzbeco de aumentar su superficie dedicada a cultivos de frutas y verduras a expensas del algodón, y la demanda cada vez mayor de sus hilanderías y la industria textil de fibra blanca, la oferta uzbeka de algodón para exportación se reduciría cada vez más.

« Según el programa del gobierno, 30,500 hectáreas ya se han desviado del algodón en 2016/17 y 50,000 hectáreas en 2017/18. El programa de reconversión se extenderá hasta 2020 y, en total, el área de algodón debería haberse reducido en 185 000 hectáreas. (...) Para el año de cosecha 2018/19, para el cual las plantaciones ya comenzaron, las áreas dedicadas al algodón se reducirían en 35 000 hectáreas, a 1.17 millones de hectáreas contra 1.2 millones de hectáreas cosechadas en 2017/18 ", publica el sitio web Commodafrica.com.

Una industria en desarrollo

Hace casi 30 años, a principios de la década de 1990, solo había cuatro grandes fábricas textiles en el país.

Entre 1995 y 2013, se pusieron en funcionamiento casi 100 nuevas unidades de producción en el sector textil con la participación de inversiones extranjeras de Japón, Alemania, Corea, China, Turquía, Gran Bretaña y Liechtenstein.

Fotos : homepage Manuel Cohen/AFP y fotos de AICP.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO