Las rebajas de verano han tenido un muy buen nivel de ventas este año gracias al calor agobiante del mes de Julio, la competencia de los mercados asiáticos, y un nivel alto de confianza del consumidor, ha señalado la Confederación Española de Comercio (CEC).

El 75 por ciento de los productos comprados en rebajas pertenecen al textil, un sector muy apremiado por el factor moda que obliga a lo comerciantes a tener que ser "muy agresivos y ofrecer cada vez más descuentos para que no se les acumule el 'stock' a final de temporada", dijo al diario el Mundo un portavoz de la CEC. Además, últimamente la tendencia es que se sumen descuentos progresivos, de manera que en Agosto se combinan "restos de rebajas con los avances del otoño".

Las rebajas son el periodo de ventas que más beneficios generan a las pequeñas tiendas independientes y multimarca, que comprenden un 45 por ciento de las ventas; mientras que un 35 por ciento corresponde a las cadenas especializadas monomarca, y el 20 por ciento restante a los grandes almacenes e hipermercados. La CEC calcula que cada español ha gastado este año una media de 200 euros.

Las grandes superficies por su parte, aumentaron un 9 por ciento sus ventas en las rebajas de verano con respecto al año anterior. Este incremento ha compensado parcialmente el discreto aumento del 4 por ciento registrado en el primer semestre del año, según la Asociación de Grandes Empresas de Distribución (ANGED). En ese incremento destacan las ventas a turistas, significativas en el caso de Valencia, con un 15 por ciento, pero que también han crecido un 13 por ciento en Alicante y un 11 por ciento en Castellón.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO